Si le pudiésemos contar a nuestros bisabuelos sobre el correo electrónico, las redes sociales, y que es posible hacer las compras de la semana desde tu celular, con una aplicación, seguramente habrían creído que les hablábamos de ciencia ficción. Y es que hace relativamente pocos años atrás, el mundo funcionaba de una manera completamente distinta. Las distancias eran verdaderas y medidas en kilómetros, y nuestra realidad se circunscribía únicamente a lo que podíamos ver y tocar, al mundo de lo tangible.

Aunque su origen data de finales de la década de los sesenta, es a mediados de los noventa cuando el internet empieza a irrumpir masivamente en nuestras vidas, cada vez con más fuerza, más funcionalidades y más poder de comunicación y conexión. Este fenómeno ha venido a revolucionar completamente nuestra manera de vivir, de comunicarnos, de consumir, y hasta de enamorarnos. A continuación, veremos algunas de las ventajas que la evolución del internet ha representado para el mundo moderno, y cómo ha sido su impacto en la calidad de vida.

Ventajas del internet en nuestra vida diaria

  • ¿Alguna vez pensaste retomar el contacto con aquel amigo de la primaria, al que nunca más volviste a ver? Internet, y en específico las redes sociales, tejen un enjambre digital en el que te puedes conectar con casi cualquier persona, sin importar en qué lugar del mundo esté.
  • El acceso a la información se transformó completamente gracias al uso de internet. Ya no es necesario consultar el diccionario, ni buscar información en enciclopedias empolvadas. A un click de distancia encontrarás un universo de información, de las más diversas fuentes. Cualquier tema que se te ocurra buscar, seguro lo encontrarás en la web.
  • El internet ha logrado reducir la necesidad de la presencia física, y esto se traduce en un millón de posibilidades en el área empresarial y de negocios. Personas de cualquier parte del mundo, pueden trabajar juntas, conectadas a través de internet. Reuniones empresariales y proyectos de diferente envergadura, pueden desarrollarse gracias a la inmediatez de la comunicación.
  • El consumo ha cambiado totalmente a raíz de la masificación del internet. Si quieres planificar tus vacaciones, muy probablemente ya no vayas a la agencia de viajes. En la web está todo lo que necesitas: boletos, artículos sobre viajes, hoteles, servicios de tours, etc. Lo mismo pasa en casi cualquier rubro: ropa, zapatos, contratación de servicios, comida en delivery. Todo se encuentra en tu teléfono móvil.
  • El internet también ha venido a romper muchos tabúes, materializándonos la posibilidad de accesar a productos o servicios que quizás no habríamos adquirido de la forma tradicional. Por ejemplo, los sex shops online han resultado todo un descubrimiento. Si eres de los que ve un sex shop en la avenida y pasa de largo, pues siente vergüenza de entrar, el cyber espacio resuelve este problema. Un sitio web seguro, con todas las garantías de privacidad, y con los productos y servicios más novedosos, puede ayudarte a cumplir fantasías que, sin la herramienta de la web, quizás se habrían quedado solo en tu imaginación. Es así como el internet sirve de vitrina a través de los sex shops online, en los que puedes explorar y comprar lo que quieras.
  • El internet también ha redimensionado la forma en la que vemos el amor. Tanto las redes sociales como un sinfín de aplicaciones diseñadas para este fin han incentivado la búsqueda del amor desde otras perspectivas. No es necesario cruzarse en un bar o en una plaza, o ser presentados por un amigo en común. Ahora la web puede ser el escenario en el que conozcas al amor de tu vida, y lo puedes descubrir en tu ciudad o cruzando el océano.
  • ¿Recuerdas los mapas con los que quizás tu padre se ubicaba al hacer un viaje en carretera? EL teléfono inteligente lo sustituyó totalmente. Cualquiera que sea la dirección a la que necesites llegar, tu teléfono conectado a internet te indicará cómo, qué método de transporte te conviene, y cuánto tiempo demorarás en llegar.

¿Y las desventajas?

Pues claro que nada es perfecto, ¡ni siquiera el internet! Así que es importante fomentar, especialmente en las nuevas generaciones, su uso responsable. La sobresaturación de información que encontramos en la web hace que no sea tan fácil hallar las fuentes más confiables. Además, el cibercrimen está a la orden del día, así que es importante que nos fijemos en los patrones de privacidad con los que usamos el internet.

Ya desde el punto de vista social, el potencial adictivo que tiene internet y sus diferentes herramientas es innegable, al punto de que es común ver a una familia reunida en torno a la mesa, sin interactuar, todos concentrados en sus celulares. Las herramientas que internet nos proporciona son de una utilidad asombrosa para la vida actual. Está en cada uno de nosotros darle el mejor y más responsable uso.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here