En una gran cantidad de ciudades, el frío está empezando a asomar. En efecto, el otoño está haciendo acto de presencia y con ello, las ganas de disfrutar de unas vacaciones de invierno. Para muchas personas las vacaciones no han terminado todavía y necesitan un respiro previo antes de encarar lo que queda de año. Debido a que en muchos puestos de trabajo, el final del año supone una carga extra de trabajo, necesitamos desconectar previamente de todo para poder recargar las pilas y llevar esta situación lo mejor posible. Por este motivo, una gran opción es escoger alguna de las ofertas de hotel y forfait en Andorra, donde podremos pasar unos días increíbles rodeados de nieve. En este artículo destacaremos cuáles son las razones por las que debemos hacer este plan y, en definitiva, visitar Andorra.

Los paisajes y las estaciones de esquí son un gran reclamo turístico de Andorra

Los paisajes y las estaciones de esquí son un gran reclamo turístico de Andorra 2

A veces no reparamos en lo que tenemos cerca. Andorra es uno de nuestro países vecinos pequeños que tiene multitud de encanto y posibilidades para poder hacer. Se encuentra entre los Pirineos y este hecho, permite que podamos contemplar diferentes paisajes increíbles y distintas posibilidades a la hora de practicar deportes de invierno como la nieve con Esquiades.com.

Evidentemente, estos dos aspectos son el gran reclamo de este lugar, pero lo cierto es que Andorra tiene muchas más posibilidades para poder visitar y disfrutar. Además, es importante remarcar que la moneda oficial es el Euro, por lo que no tendremos que realizar ningún cambio de moneda que siempre supone un agobio extra.

Lo cierto es que esquiar en Andorra es una experiencia maravillosa en caso de que nos guste este deporte tan completo. Sus estaciones de esquí entre las que s encuentra Grandvalira, permiten que se convierta en un destino ideal para ello. Se trata de la más grande de los Pirineos con alrededor de 210 kilómetros de pistas ocupando una importante parte de este país.

En caso de que no nos guste la nieve, siempre podemos optar por otros planes relacionados con el senderismo. Sus montañas y sus rincones, además de sus lagos, son una maravilla para los sentidos. Por otro lado, para las personas que sean amantes de la cultura, siempre pueden visitar las iglesias románicas de Andorra. No debemos olvidar que Andorra es un país pequeño, pero que cuenta con una importante cantidad de posibilidades culturales. Estas iglesias se hallan en un estupendo estado de conservación. Podemos disfrutar de hasta 50 monumentos de este estilo arquitectónico entre las que destaca la Iglesia de Sant Joan de Caselles, la Iglesia de Sant Miquel de Engolasters y la Iglesia de Sant Climent de Pal.

Por otro lado, existen personas que son amantes de la tranquilidad y para ello, Andorra también es un destino ideal. El balneario de Caldea es uno de los lugares más representativos de este país y además, se trata del centro termolúdico más grande del continente europeo. Cuenta con diferentes servicios acuáticos como jacuzzi o saunas.

Por otra parte, es importante que también visitemos la capital, Andorra la Vella. Consiste en una ciudad muy comercial con unos precios en diferentes productos realmente competitivos por el hecho de tener muy buenos descuentos. Perfumería, moda o ropa deportiva son algunos de los productos en los que podemos encontrar mayor cantidad de descuentos.

Además de ello, sus calles son toda una experiencia, puesto que celebran periódicamente diferentes actividades de índole cultural. Además de ello, tenemos la oportunidad de visitar diferentes museos. Llama la atención que en una extensión tan reducida existen gran cantidad de museos en los que poder conocer la riqueza cultural que tiene Andorra. Es importante destacar el hecho de que exista una extensa variedad de todos ellos que se adaptan a los gustos e intereses de las personas que deciden visitarlos. Así, encontramos uno de los más destacados, el Centro de Arte de Escaldes-Engordany, que se dedica al románico y al escultor Josep Villadomat.

Sin embargo, esta oferta de museos va más allá, encontrando museos como el del Tabaco, el Postal, el del Automóvil o el del Perfume. Este último de todos es realmente interesante por la riqueza informativa y la extensa variedad de perfumes que podemos encontrar. Además de tener la posibilidad de vivir una experiencia olfativa, también podemos observar la historia de las marcas de perfumería, así como diferentes versiones de estos perfumes en miniatura. Toda una maravilla para las personas que sean amantes de la perfumería y a quienes les apasione el universo de la belleza.

Ahora que conocemos cuáles son las posibilidades que ofrece un país como Andorra, la mejor opción es acudir y vivirlo en primera persona. No cabe duda que es un destino ideal para pasarlo en familia o junto a los amigos, para poder disfrutar de multitud de planes sin tener que salir del país.

Anuncios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here