Hace tiempo ya que los préstamos online han llegado a nuestras vidas para hacérnoslas un poquito más fáciles. Y la verdad es que no es para menos porque gracias a este tipo de financiación, podemos arreglar cualquier imprevisto que nos surja o conseguir dinero para hacer algo que queremos.

Después de pasar los años de crisis en los que los bancos pasaron de prestar dinero sin prácticamente miramientos a conceder créditos solo a aquellos que no los necesitaban, era prácticamente inevitable que surgieran ideas como las de los créditos online. La negativa de los bancos junto con la llegada masiva de Internet han hecho que se abra ante nosotros una puerta a la financiación fácil y rápida. Sin duda, todo un avance del siglo XXI.

Últimamente, una modalidad de créditos online que se han puesto muy de moda son los prestamos online en el acto. Este tipo de préstamos nos permiten acceder a cierta cantidad de dinero de forma casi inmediata, sin prácticamente papeleo ni complicaciones. La falta de liquidez es un problema al que, cada día, se enfrentan muchísimas personas y empresas, por lo que esta puede ser una de las salidas más sencillas para este tipo de problemas.

Los préstamos online en el acto, una nueva y sencilla forma de conseguir dinero

Los préstamos online en el acto, una nueva y sencilla forma de conseguir dinero 2

¿Qué son los préstamos online en el acto?

Los préstamos online en el acto son una subcategoría dentro de los créditos online. Del mismo modo que podemos encontrar microcréditos, créditos urgentes, personales o sin nómina, los préstamos online en el acto ahora mismo son unos de los más demandados. Lo cierto es que el éxito de este tipo de financiación reside en poder acceder a ciertas cantidades de dinero de manera fácil y muy rápida.

En este tipo de créditos online solo hace falta registrarse en la web para recibir hasta 300 euros (si es nuestro primer préstamo) o hasta 800 en caso de que ya seamos clientes habituales. Por lo demás, tan solo necesitaremos una tarjeta de crédito y un móvil y estaremos ya preparados para solicitar la cantidad que nos haga falta.

Lo más normal es que en estos créditos online en el acto podamos pedir entre 200 y 800 euros, a lo que debemos sumarle los honorarios de la agencia que se nos indicarán en la página y que dependerán de la cantidad y el tiempo que escojamos para devolverla. Por otra parte, los márgenes de tiempo que se barajan son de entre una y seis semanas.

Este tipo de préstamos se pueden solicitar de manera particular o privada, así como para empresas, asociaciones y sociedades en general. Puede ser un recurso perfecto para cualquier imprevisto que pueda surgir, para pagar una factura urgente o para comprar un buen regalo.

Requisitos para pedir un crédito online en el acto

Los requisitos que se deben cumplir para pedir un crédito online en el acto son los siguientes. Por una parte, debemos tener una tarjeta de crédito o débito así como un teléfono donde podamos recibir llamadas o mensajes de texto.

Por otra parte, teniendo en cuenta las condiciones económicas, este tipo de créditos se pueden solicitar siempre que no nos encontremos en bancarrota o tengamos algún impago con alguna entidad de crédito. Del mismo modo, tampoco podemos tener varias solicitudes de crédito abiertas al mismo tiempo.

Finalmente, también se suele pedir una justificación de ingresos regulares, como puede ser una pensión, la declaración de la renta, una nómina o cualquier otro documento que demuestre que contamos con cierta solvencia mensual.

¿Cómo pedir un préstamo online en el acto?

Como ya os comentamos, los trámites para conseguir uno de estos créditos online en el acto son verdaderamente sencillos. Lo primero que debemos hacer es escoger la cantidad de dinero que necesitamos. Una vez hayamos hecho esto, el siguiente paso será decidir en cuánto tiempo lo queremos devolver.

Dados estos dos primeros pasos, lo único que nos quedará será rellenar un formulario con nuestros datos personales para tener ya enviada la solicitud de crédito. A tratarse de pedir un préstamo online en el acto, la respuesta se obtiene de forma inmediata y, en cuanto la solicitud es aprobada, se envía el dinero al número de cuenta facilitado.

Todas las ventajas de este tipo de créditos

Estos créditos online están llenos de ventajas. La primera de ellas sería la personalización, ya que, normalmente, las entidades de crédito emisoras dan muchísimas posibilidades y combinaciones, tanto de cantidad de dinero como de plazo de tiempo para devolverlo. Así, podemos acceder justo al dinero que necesitamos y devolverlo en el plazo que nos resulte más cómodo.

Por otro lado, estos créditos también cuentan con la ventaja de la rapidez, ya que de manera casi instantánea podemos saber si nos aprueban la financiación y tener el dinero en la cuenta a las pocas horas. Muy unido a esto se encuentra el hecho de que también cuentan con un proceso de solicitud realmente sencillo donde, con rellenar un formulario, lo tendremos prácticamente todo hecho.

La agilidad, la sencillez en los trámites y la adaptación integral a las necesidades de quien solicita el préstamo han hecho que los créditos online en el acto se conviertan en una de las mejores opciones a tener en cuenta para muchas personas.

Finalmente, también debemos destacar que en este tipo de créditos online en el acto, toda la información sobre la financiación, los plazos y los intereses se muestra de forma clara y directa para que el consumidor esté siempre plenamente informado de su situación.

Anuncios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here