Pasar una mala noche es completamente normal en casi la mayoría de los seres humanos, ya sea por insomnio, por desvelos motivados por el estudio o trabajo, o quizá por otras razones. Sin embargo, al día siguiente de haberte desvelado, se empiezan a ver las consecuencias, como la falta de humor, debilidad, piel demacrada, ojeras, entre otras más.

Lo que el cuerpo quiere al día siguiente es descansar, recuperar el sueño perdido. Pero tenemos que continuar con las labores diarias y obligaciones que cada uno tenemos que cumplir.

¿Mala noche? Consigue un aspecto saludable con estos consejos¿Mala noche? Consigue un aspecto saludable con estos consejos 2

Si pasaste una mala noche, toma nota de estas recomendaciones que a continuación te daremos para que tengas un día genial después del desvelo:

Una ducha con agua tibia: No hay nada más refrescante después de una mala noche que tomar una ducha con el agua tibia, ya que al despertarnos sin fuerzas nuestro cuerpo no tendrá la misma temperatura corporal que cuando dormimos bien, por ello es recomendable hacerlo de esa manera. ¡Verás que tu cuerpo lo agradecerá!
Piel hidratada: Después de lo anterior lo que debes hacer es hidratar tu piel con alguna crema exfoliante o bálsamos. Lucirás una piel sana y fresca.
Ojos hermosos: Lucir unos ojos hermosos es muy importante, y con la mala noche y la marca de ojeras, quizá no puedas hacerlo. Tranquila, aplica en la parte de las ojeras una crema humectante y déjala reposar por unos minutos. Para las pestañas, aplica una máscara de pestañas muy delicadamente, así estilizarás los ojos y potenciarás tu mirada.
Beber agua: Por la deshidratación pueden producirse hinchazón, irritabilidad e inflamación en la piel, por eso es recomendable beber abundante agua durante el día para evitar efectos producidos por la mala noche, además el hacerlo te ayudará a disminuir la sequedad en los ojos.
Un buen desayuno: Para que tu cuerpo se sienta mejor y con muchas energías el desayuno es muy importante, ya que este aportará en la recuperación de tu cuerpo. Y si puedes, lleva fruta a la oficina, te será de mucha ayuda.

Anota estas opciones de desayunos fortalecedores:

1. Jugo de papaya con un sándwich de carne de pavo o lomo con espinacas y algunas nueces.
2. Una vaso de leche de almendras o nueces con un sándwich integral, además de un huevo cocido con aguacate y por último unas fresas para colorear el desayuno.
3. Jugo de naranja con un poco de jugo de medio limón, una tortilla de espinacas y un vaso de yogurt griego con medio plátano.
4. Una taza de café, una ensalada donde contenga tres tomates cherrys, un huevo cocido, una rebanada de pan centeno y añádele una gotas de aceite de oliva.

Evitar la sal: Quizá sea un poco imposible, ya que casi todas las comidas llevan sal en ellas para darle un buen sabor, sin embargo, la sal retiene los líquidos, es por ello tratar en sobremanera consumir alimentos son sal o bajos en ella.
Desahogarte: El mal humor o el desánimo en estos casos es normal, ya que al no dormir bien se produce un cambio de ánimo rotundo en nosotros. Lo que debes hacer es contarle a alguien sobre la mala noche que pasaste, de esa manera te desahogarás y sentirás que no eres la única que lo ha pasado. ¡Ánimos, todas hemos pasado por eso!

Anuncios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here