La aparición de internet ha puesto patas arriba el mundo. Uno de los principales campos que ha crecido exponencialmente desde que la red global es moneda corriente en todos los hogares es el de la comunicación. Las primeras formas de comunicación, mucho más rudimentarias que las actuales, han dado paso a los sistemas de mensajería instantánea y al uso habitual de los correos electrónicos.

El mundo del marketing, siempre reinventándose, ha entendido las posibilidades que ofrecen las nuevas tecnologías y ha perfeccionado sus anteriores sistemas de comunicación. El correo electrónico se ha convertido en un canal de difusión de vital importancia para las empresas e instituciones, sobre todo para las tiendas online. Las empresas han visto el potencial que tiene el email marketing y buscan explotarlo.

Conseguir los objetivos con las llamadas a la acción

Las llamadas a la acción en el email marketing 2

Las campañas de email marketing, para que funcionen y obtengan los resultados esperados, deben estar diseñadas y ejecutadas con precisión e inteligencia. Hay quien pueda pensar que una campaña es, únicamente, enviar correos electrónicos a cualquier contacto de la base de datos de una empresa, pero no.

Hay mucho más que eso. Es preciso trazar unos objetivos realizables y, según lo que se pretenda, buscar la mejor manera de conseguirlo. La campaña debe enviarse a un perfil concreto de clientes y suscriptores. De esa manera tendremos una mayor tasa de apertura y conseguiremos que las llamadas a la acción (CTA) sean mucho más eficaces.

Las llamadas a la acción (CTA, call to action en inglés) son enlaces que incluyen los correos electrónicos que tienen la intención de que los clientes y/o suscriptores realicen la acción que propone el enlace, ya sea comprar un producto, registrarse, suscribirse, rellanar un formulario… Reconocerás rápidamente una llamada a la acción porque son esas partes del correo que interpelan directamente al lector. En internet has visto cientos de CTA. Algunas de las más típicas son:

  • Leer más.
  • Suscríbete.
  • Compra ahora.
  • Pincha aquí.

El email marketing tiene que crear cercanía y estrechar lazos con los receptores de los mensajes y no hay mejor manera de lograrlo que diferenciarse de los demás haciendo gala de un estilo de escritura propio. Para escribir una buena CTA no hace falta un tutorial Mailrelay ni de cualquier otra herramienta de email marketing; basta con usar el sentido común y tener una voz personal. Por ejemplo, las CTA vistas un poco más arriba funcionaron bien en su momento, pero a día de hoy están sobreexplotadas y se han convertido en clichés del marketing. A base de repetirse una y otra vez han perdido fuerza y suenan a un texto que podría haber sido escrito por un robot. A la hora de escribir llamadas a la acción, huye de los lugares comunes.

Como queremos que los receptores cliquen en los botones de llamada a la acción, habrá que resaltarlos de alguna manera para que no pasen desapercibidos. Suelen colocarse dentro de cajetines, tienen un tamaño de fuente mayor y/o se destacan con el uso de la negrita… hay varias opciones para hacerlos notar, pero tampoco te vayas a pasar. Hay que aplicar una justa medida, sin romper la armonía ni la distribución del correo electrónico.

Una buena llamada a la acción puede hacer que una campaña de email marketing termine siendo un éxito rotundo.

Anuncios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here