Cuando trabajamos, nos sumergimos tanto en nuestras actividades que solemos olvidamos la importancia de detenernos y descansar un poco. Nuestro cerebro no es una máquina que pueda trabajar sin parar; por el contrario, el cerebro se satura, tanto de información como de información prolongada. Es entonces cuando sufrimos las consecuencias del estrés. Es por esta razón que, durante nuestra jornada laboral, debemos enfocarnos en hacer descansos que permitan que nuestro cerebro se relaje y, así, pueda pensar mejor. Con el objetivo de que lo consigas, hoy compartimos contigo algunas formas de desconectar del trabajo sin necesidad de moverte de tu asiento.

Formas de desconectar del trabajo sin moverte del asiento

Formas de desconectar del trabajo sin moverte del asiento

Actualmente contamos con muchas opciones que nos ayudan a ser más productivos en el trabajo, pero los más tradicionales (y, por desgracia, más olvidados) son los descansos. Se ha demostrado que hacer descansos entre tareas nos hace más productivos y eficaces. Sin embargo, nuestras largas y exigentes jornadas laborales se ocupan de que nos olvidemos de ellos. Pero los descansos son quizás la respuesta a algunos de los problemas que tenemos en nuestro trabajo. Algunos de los que más te pueden ayudar, son los que te proponemos a continuación.

1. Escuchar música

La música tiene un indiscutible efecto relajante, por lo que puede contribuir a controlar nuestros niveles de ansiedad y, en consecuencia, mejorar nuestra productividad. Así que, recuerda: cuando te sientas estancado en alguna tarea y necesites desconectar, hazte con unos cascos o unos auriculares de calidad, y escucha tus canciones favoritas durante los minutos que consideres necesarios. Eso sí, si vas a ponerte en una tarea que requiere mucha concentración, procura deleitar tus oídos con música instrumental.

2. Juega un rato

Otra idea interesante para desconectar es decantarte por un juego que te entretenga durante unos minutos. Quizás ya tienes algún juego en mente favorito, quizás puedes buscar las mejores tragamonedas con dinero real recomendadas por el equipo de NeonSlots si lo que quieres es sentir la adrenalina desde el asiento de tu oficina. Te ayudará a liberar tensión para poder volver al trabajo más relajado. Eso sí, recuerda medir bien el tiempo, porque algunos juegos pueden ser un auténtico vicio.

3. Meditación

Puede que este punto te haya sorprendido, pero más te sorprenderá saber que para ello tan sólo necesitas una app guiada o inspirarte con música de relajación. Te ayudará a rebajar tus niveles de estrés, dejando tu mente en blanco durante unos minutos, y a retomar tu trabajo con las pilas completamente recargadas.

4. Snacks

Los snacks son las excusas ideales para hacer un break en tu jornada laboral. Una pieza de fruta, una galleta, un trozo de chocolate (si tiene un alto porcentaje de cacao, será una gran ayuda para tu concentración), un café o un té. Tómate el tiempo necesario para disfrutar de tu snack del día y aléjate de cualquier distracción: para gozarlo al máximo, concétrate únicamente en su sabor.

Antes de despedirnos, queremos recalcar la importancia del descanso para poder dar lo mejor de nosotros mismos y mejorar nuestra productividad. Por ello, es recomendable que establezcas algunos momentos para descansar durante tu día de trabajo, siempre ajustados a tus necesidades y a tus gustos. Puedes probar, de hecho, distintos horarios o distintas opciones de descansos para comprobar cuáles son los más efectivos para ti. Así evitarás saturarte y podrás cumplir más y mejor con todas las actividades que te hayan sido asignadas. 🙂

Déjanos un comentario y cuéntanos si ya tienes el hábito adquirido de descansar durante tu trabajo o si, por el contrario, es uno de tus próximos objetivos. Además, si ya sueles incluir los momentos de descanso, dinos cuáles son los que mejor resultado te dan. ¡Nos encantará que aportes nuevas ideas!

Anuncios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here