La salud es lo primero y sobre esta premisa no hay lugar a discusión. Y por supuesto, la salud oral es uno de los aspectos fundamentales a los que hay que prestar atención y nunca descuidar.

Cómo proteger la salud oral

Existen una serie de recomendaciones a tener en cuenta que pueden hacer una real diferencia entre una boca saludable y una que no lo es. Quizá conozcas algunos, pero repasarlos solo llevará unos minutos y podría generar cambios para toda la vida.

Cuidar la salud oral desde la niñez es fundamental para que los dientes crezcan fuertes y sanos. Por eso, transmitirles a nuestros hijos la importancia de una higiene bucal adecuada y de un chequeo con profesional idóneo periódico será la base para que incorporen hábitos saludables. Evitar los dolores, las molestias y las complicaciones está en manos de cada uno. Es simple: sigue esta serie de consejos y recomendaciones para que tanto tú como tu familia puedan disfrutar de una boca saludable durante toda su vida. 2

1. La salud oral no es solo los dientes

Muchos piensan que cuidar la boca es únicamente lavarse los dientes a diario y dos veces por día. Pero, no. Es mucho más que eso. Incluye también prestar atención a afecciones de encías, mal aliento y al aspecto general de la boca.

2. Contra las caries

Lavarse los dientes dos veces por día y en lo posible después de cada comida es fundamental. El uso de hilo dental también contribuye en gran medida a una limpieza profunda de los dientes y recibir recomendaciones de un odontólogo sobre el correcto lavado diario también. Hay ciertas zonas de la boca que podemos pasar por alto al momento del lavado de dientes, y esto puede acabar generando caries.

3. Chequeo periódico

¿Cuándo fue la última vez que te hiciste un chequeo dental? Una consulta con un odontólogo es de gran importancia ya que ayuda a prevenir afecciones o a detectarlas a tiempo y poder recibir el tratamiento adecuado.

4. Limpieza profunda

Además del lavado diario, es recomendable realizarse una limpieza profunda con un odontólogo con la frecuencia que el especialista nos recomiende. Son frecuentes los tratamientos con floruro, ya sea con gel o enjuague bucal.

5. Las encías también importan

La salud oral no son solo dientes. Las encías también pueden sufrir afecciones cuando se forma una placa dental bajo la línea de las encías, y por eso hay que estar atento y no subestimar los síntomas pudieran aparecer, como el sangrado o la sensibilidad. La gengivitis, por ejemplo, es una de las afecciones más frecuentes, y puede solucionarse con un lavado de diarios adecuado y el uso diario del hilo dental, pero hay otras que deben recibir un tratamiento especial.

6. No olvidar la alimentación

¿Sabías que la dieta también incide en la salud bucal? Llevar una alimentación equilibrada contribuye al desarrollo de dientes fuertes y resistentes a las caries. Junto con una higiene adecuada, los alimentos y bebidas que ingerimos inciden directamente en la salud bucal.

7. No fumar

Fumar inciden negativamente en la salud oral y puede aumentar las posibilidades de desarrollar enfermedades de las encías. El consumo de tabaco aumenta el riesgo de padecer periodontitis y la pérdida de dientes, además de que se acumula mayor cantidad de sarro.

8. Seguro de salud oral

Este tipo de seguro brinda la posibilidad de asegurar un tratamiento dental para el titular y su familia e incluye asistencia odontológica, urgencias y cirugías. Contratar seguro dental es otra forma de cuidar la salud oral, ya que brinda coberturas de lo más diversas y que contemplan gran parte de las eventualidades vinculadas al área.

9. Boca seca

Si tienes este síntoma, deberías consultar a tu especialista de confianza. En algunos casos puede ser generado por medicamentos comunes, y puede devenir en caries u otras infecciones de la boca. En estos casos, es preferible evitar fumar, consumir alcohol y cafeína.

10. ¿Mal aliento?

Cuando sientes esto con frecuencia, podría ser una señal de algún tipo de afección. Si es tu caso, consulta con un oftalmólogo, que te podrá indicar los pasos a seguir para asegurar la buena salud bucal.

11. Los niños también

Cuidar la salud oral desde la niñez es fundamental para que los dientes crezcan fuertes y sanos. Por eso, transmitirles a nuestros hijos la importancia de una higiene bucal adecuada y de un chequeo con profesional idóneo periódico será la base para que incorporen hábitos saludables. Evitar los dolores, las molestias y las complicaciones está en manos de cada uno. Es simple: sigue esta serie de consejos y recomendaciones para que tanto tú como tu familia puedan disfrutar de una boca saludable durante toda su vida.

Anuncios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here