Para qué negarlo; la mayor parte de nosotros intentamos alargar el sueño hasta último momento cada mañana, lo que se convierte en una carrera a contrarreloj con regusto a caos que nos acompaña a lo largo de todo el día. Si quieres ponerle remedio a esta espiral de desorganización, practicar yoga por la mañana puede ser una solución sumamente beneficiosa para ti; mejorará tu estado físico y mental mientras te ayuda a sentirte mejor con el control que tienes de tu tiempo. Aunque, eso sí, deberás tomar un compromiso serio para madrugar.

El yoga es mucho más que un deporte; se trata de una forma de vida cuya finalidad es alcanzar el bienestar emocional y la paz interior. Aunque es recomendable practicarlo en cualquier momento del día, lo cierto es el yoga por la mañana es un estímulo perfecto para comenzar el día con energía y apreciar el lado más bonito de la vida. A continuación te exponemos las ventajas y los beneficios de practicar yoga cada mañana.Te comentamos todo lo que necesitas saber, ¡seguro que después de leernos te cambiará por completo la mentalidad y querrás mejorar tu calidad de vida con este pequeño cambio! ¿Te lo vas a perder?

Yoga por la mañana: empieza tu día con energía

Yoga por la mañana 1

1. Los beneficios del yoga son ilimitados

Efectivamente, los beneficios del yoga son demasiados como para poder enumerarlos. Pero para que te hagas una idea, entre los beneficios físicos podemos destacar el fortalecimiento de músculos y huesos, el incremento de la flexibilidad, la mejora de la respiración, la mejora del equilibrio y de la postura corporal, el refuerzo del sistema inmunológico y la prevención de las enfermedades degenerativas.

Por lo que respecta al ámbito emocional, la práctica del yoga mejora la concentración, fomenta el autoconocimiento y la estabilidad emocional, reduce el estrés, fomenta la sabiduría y libertad y mejora el sueño. Por estos motivos, si practicas yoga por la mañana lograrás iniciar tu jornada de una manera más positiva y más confiada, lo que repercutirá positivamente en tu estado de ánimo y en la fuerza con la que realices todas tus actividades.

2. ¡Lo puedes hacer en casa!

Si tu intención es practicar yoga, no hace falta que te apuntes a un centro especializado o a un gimnasio, también lo puedes hacer en tu casa. Sólo tendrás que hacerte con una esterilla y, por supuesto, con una buena guía. Si necesitas ayuda en este último aspecto, te recomendamos el siguiente canal de YouTube: Xuan Lan Yoga. Su creadora, Xuan Lan, decidió abandonar su especialización en marketing y banca para centrarse en cuerpo y alma al yoga. Desde entonces, su vida ha experimentado un drástico cambio que anima a todo el mundo a realizar.

Te adjuntamos su vídeo dedicado al Yoga por la mañana, ¡pero en su canal podrás encontrar mucho más! Desde un plan de 4 semanas de iniciación al Yoga (en una lista de reproducción llamada “Mi Diario de Yoga”) hasta consejos para una vida saludable. ¿Te apuntas?

3. Convertir el yoga en tu rutina diaria

Muchas veces, cuando no establecemos un horario concreto para destinárselo a una actividad, el tiempo tiende a desaparecer y acabamos abandonando nuestro compromiso con la excusa de numerosas responsabilidades. Por ello, solemos convencernos de que no disponemos del suficiente tiempo para cumplir con alguna disciplina. Sin embargo, si logras convertirlo en la primera actividad de tu jornada, el proceso de integración se simplifica muchísimo; tanto, que se convierte en una rutina diaria sin que apenas te des cuenta.

En definitiva, una rutina de yoga por la mañana puede cambiar tu vida de muchas maneras saludables y aumentar la conciencia de tus emociones, mientras que te permite reaccionar frente a los retos de la vida diaria con mayor eficacia. Cuéntanos, ¿cómo sueles comenzar tu día? ¿Te animarías a incorporar el yoga en tu día a día? ¡Esperamos que así sea!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here