Hoy os traemos dos técnicas muy sencillas que os cambiarán la forma en la que os atáis los cordones y conseguirán que hagáis nudos indestructibles. Nunca más se os deshará el nudo de los zapatos…

Técnica 1: Por el otro lado

Esta técnica se basa en que existen dos formas de realizar nudos: una forma débil y otra fuerte. Al parecer nuestros padres nos enseñaron la versión débil…

Nos enseñaron que debíamos doblar uno de los extremos del cordón creando un loop (lazo) y pasar el otro extremo por encima del lazo, rodearlo y meterlo en el ‘túnel’, ‘agujerito’ o como fuera que lo llamaran nuestros padres; y estirar. Pues bien, no es así.

Se debe rodear el lazo por debajo e introducirlo en el agujero por arriba. La forma que tenéis de comprobar de que el nudo está bien hecho es estirar de ambos extremos del zapato justo debajo del nudo y ver como al tensar los cordones, el lazo se queda en posición horizontal y no vertical.

Os mostramos un video explicativo y os animamos a probarlo. En la redacción lo hemos intentado y cuesta bastante al principio porque tus manos están acostumbradas a otro movimiento… pero ¡realmente funciona!

Técnica 2: esos agujeros servían para algo

¿No os habéis preguntado nunca para qué sirven los agujeros que están al lado de los últimos dos agujeros de las zapatillas de deporte?

zapato

Pues sorprendentemente sirven para crear un nudo indestructible. Hay que pasar cada extremo por su respectivo agujero y formar un loop (lazo). Después deberás pasar los extremos por dentro de los loop contrarios y estirar hacia fuera para que los lazos se vayan cerrando dejando atrapados los cordones.

Cuando hayas hecho eso, ya podrás atar los cordones de forma normal (aplicando el truco anterior, eso sí) y tendrás las zapatillas de running más seguras y sujetas del mundo…

Aquí os dejamos otro vídeo explicativo ¡Es genial!

¡Disfrutad de estos trucos queridos lectores!

Imagen: Colin Harris  ADEEleazar

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here