¿Cuántas veces habrá pasado por tu cabeza la utilidad de las famosas bolsitas de sílice? Inoloras, incoloras, inexistentes y mil adjetivos con el prefijo -in, las “pobres” siempre acaban en la basura. Los de Modo Eficaz, resolvemos la pregunta del siglo, con 10 usos que seguro, no creías que podrían abarcar.

1. El móvil pasado por agua:

Ahora porque ya tenemos a marcas que trabajan sobre ello, pero, ¿qué nos dices sobre los remedios para quitarle el agua al móvil que hizo salto de trampolín? Sólo tienes que quitar la batería y la tarjeta durante toda la noche ¡en un recipiente lleno de bolsitas!

1

 

2. Cosas mojadas:

Para que no estés en el secador del hotel intentando secar las prendas que tienes algo húmedas, puedes meterlas en la maleta igualmente, siempre y cuando pongas bolsitas de sílice, ¡claro!

2

 

3. La bolsa del gimnasio:

No sabemos qué tiene de característico pero lo cierto es que, si la dejas mucho tiempo cerrada… Luego tendrás que armarte de valor para poder abrirla. Así que para evitar estos fregaos’, ¡pon bolsitas de sílice en tu vida!

3

4. El lente de la cámara:

Si ponéis en la bolsa de la cámara unas bolsitas de sílice, aseguraréis que los cambios de temperatura que afectan a la lente y cuando se empañe, no dañen el objetivo!

4

5. Guardar semillas:

Si la jardinería es una de tus pasiones, ya sabrás que una vez abiertas las bolsas de semillas, están expuestas a la intemperie y por lo tanto, a la humedad. Para que asegures que no se estropearán, ¡mételas en un recipiente hermético junto a una bolsita!

5

6. Secar flores:

Cuando decides ponerlas a secar, normalmente las pondrás entre las páginas de los libros o en un recipiente para que se sequen durante semanas. La opción que damos en Modo Eficaz es meterlas en el recipiente junto a una bolsita.

6

7. Protege la plata:

Si pones bolsitas de sílice allá donde tengas guardada la plata, ¡evitarás que se oxide y se afee!

7

8. Hojas de afeitar:

Siempre están en contacto con el agua y es evidente que tienen más facilidad a la hora de oxidarse, así que sino quieres irte a vacunar del tetanus, mételas en una cajita junto a unas cuantas bolsas de sílice.

8

9. El parabrisas:

Frío para cuando hace calor y calor para cuando hace frío. Si no quieres tener que esperar hasta que el coche se caliente para quitarle el empañado los cristales del parabrisas, coloca unas cuantas bolsitas de sílice en el salpicadero del coche.

10

 

10. Las fotos:

Si eres de los que no tiene álbum de foto porque le da pereza ordenarlas y las tiene todas amontonadas en una caja, pon sílice en la caja y evita que se estropeen las fotos.

 

9

 

Preguntándome sobre el mundo desde el siglo pasado, decidí estudiar Publicidad y Relaciones Públicas para poner en práctica posibles respuestas. Con el síndrome del viajero crónico y amante del aprendizaje, lleno mi vida con pequeñas cosas que hacen significantes mis días.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here