¿No te ha pasado más de una vez que al ponerte a hacer limpieza del armario, lo único que has hecho es dejar las cosas algo mejor colocadas? “Esto me lo regalaron, esto quizá me lo ponga, esto aún tiene la etiqueta…”.

A mí personalmente me ha pasado tantísimas veces que al final, entre la ropa que tenía y la que me voy comprando, no hay ni un hueco en el armario. Ya no es pereza – que también – sino que, lo he dado por imposible. Aunque más imposible sería tener un vestidor en mi metro cuadrado de piso.

Dada esta situación, desde Modo Eficaz, nos hemos querido plantear algunas preguntas, que te servirán de mucho para el momento que decidas administrar los huecos de tu armario y ponerte al día en todo lo que tienes ahí metido – y que a veces, no sabías que tenías -.

WARDROBE

 

Preguntándome sobre el mundo desde el siglo pasado, decidí estudiar Publicidad y Relaciones Públicas para poner en práctica posibles respuestas. Con el síndrome del viajero crónico y amante del aprendizaje, lleno mi vida con pequeñas cosas que hacen significantes mis días.

2 Comentarios

Dejar respuesta