La curiosidad es algo que todas la personas tenemos. En la madurez mucha gente la pierde pero es innegable que durante la infancia todos somos curiosos. Acabamos de llegar a la vida, todo lo que nos rodea es nuevo, y como una esponja, absorbemos todo para poder enfrentarnos a la vida. Pero esto no solo es cosa de humanos, también los animales son curiosos.

¿Qué opina la ciencia de la curiosidad?

LA curiosidad nos lleva a querer saber más y por lo tanto también nos encontramos con gente que curiosea sobre la curiosidad. En la actualidad existen varios equipos de científicos investigando cómo se produce la curiosidad en una persona. Para esto han estudiado a centenares de personas mediante resonancias magnéticas y se ha visto que cada vez que una persona siente curiosidad por algo se le activan dos áreas cerebrales distintas, un enfocada en la motivación y la recompensa, y otra destinada a la memoria. Esto nos hace pensar que la curiosidad es el mecanismo que usa el cerebro para destacar la información que realmente merece la pena recordar. Pues cuando aprendemos algo porque queremos, y no como una imposición, nos es más fácil recordarlo.

¿Curiosidad y salud?

Se sabe que aprender por el simple deseo de adquirir nuevos conocimientos hace que la memoria funcione con mayor precisión. Hasta tal punto que podemos afirmar que ser curioso reduce el riesgo a contraer enfermedades cardiovasculares y neurológicas. En 1996 se publicó un estudio en Psycology and Aging, donde tras analizar a más de mil adultos durante 5 años se pudo ver que los calificados como “más curiosos” vivieron más y con mayor salud mental.

Curiosidad

Curiosidad es productividad

Como ya hemos visto, las personas curiosas gozan de mayor salud mental pues “entrenan” su cerebro constantemente. Esto les hace ser más inteligentes que la media pues cuentan con mejor capacidad analítica y mayor facilidad para resolver problemas. A la vez les hace no estar nunca satisfechos con lo saben. Siempre buscan aprender cosas nuevas que podrán aplicar a sus vidas consiguiendo ser más productivos en muchos aspectos.

¿Qué les aporta la curiosidad?

Pensamientos claros

Llegan a conocerse a la perfección, sabiendo así, hacia dónde quieren dirigir su vida. Esto les permite marcarse objetivos y empeñar todo su esfuerzo en cumplirlos.

Comprensión

No se limitan a aceptar las cosas tal y como se las muestran, buscan el porqué y el cómo, y al entender el funcionamiento son capaces de modificarlos para hacerlos más eficientes.

Tranquilidad

No se agobian al ver todo lo que tienen que hacer, pues, la curiosidad les motiva a hacerlo sin que les suponga un esfuerzo.

Actitud proactiva

Ven los problemas desde diferentes perspectivas y buscan soluciones alternativas para alcanzar sus objetivos de manera eficiente.

Creatividad

Las ideas les vienen solas, su mente está siempre activa por lo que cualquier estímulo les ofrece infinitas nuevas posibilidades.

Diversión

Siempre encuentran cosas nuevas que llamarán su atención y tratarán de conocer

¿Cómo ser curioso?

Si al leer esto te has dado cuenta de las ventajas que tienen los curiosos y quieres ser uno de ellos aquí tienes unos consejos para volver a serlo:

  • Debes estar abierto a todo, aprender y desaprender. No dar nada por hecho
  • Tienes que sentir interés por las cosas. Si aprender cosas nuevas no te interesa esto no es lo tuyo
  • Ábrete a los demás. Conoce nuevas personas, interésate por ellas, sus experiencias, como piensan. Sal de tu zona de confort
  • Lee mucho, y lo que es más importante, lee sobre todo. No te cierres solo a determinados temas, cuantas más cosas leas mejor.

Curiosidad

Loco de los gatos y lo audiovisual. Siempre al día sobre lo último en tecnología. ¿He dicho ya que me gustan los gatos?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here