Hoy vamos a hablar de qué llevar a una cena o comida para ser un buen invitado. Evidentemente no es obligatorio llevar nada, pero siempre es un detalle oportuno ofrecer algo que diga ¡Gracias por invitarme! y en mi opinión, un gran invitado nunca debe aparecer con las manos vacías. Siempre que te invitan a una cena o comida seguro que te viene a la cabeza la misma pregunta ¿Llevo algo de agradecimiento? ¿Qué puedo regalar? Hoy veremos qué es correcto y qué no, y te daremos algunas ideas para regalar cuando te invitan a una cena y así tengas ideas para tu próxima. Como ya hemos dicho, no es una obligación, pero sí es una forma elegante de agradecer la gentileza de la invitación. 

Qué llevar a una cena para ser un buen invitado

Los pequeños detalles mantienen las grandes amistades

En el caso de que los anfitriones sean amigos tuyos y se trate de una cena informal, siempre es amable preguntarles directamente si puedes aportar algo al menú. Puede que te digan ellos el qué, entonces perfecto, pero también puede que te digan que no hace falta nada. En este caso, que suele ser bastante común, aunque te digan que no hace falta nada optamos por llevar algo que no tenga nada que ver con el menú ya que ellos tendrán todos los platos y bebidas pensados. En estos casos un ramo de flores frescas siempre es una buena idea. Aportan alegría, mucha luz a la casa y a casi todos nos hacen ilusión las flores.

Por otro lado, a diferencia de la cena con amigos, si no hay mucha confianza con los anfitriones, o bien es una cena de compromiso, hay que evitar llevar regalos personales y gastronómicos. Es cuestión de protocolo.  

Ideas para regalar

Ramo de flores: Las flores siempre son bien recibidas y apreciadas. Hay una gran diversidad de flores, por lo que debes elegir las correctas para cada ocasión. Por ejemplo, no recomendamos regalar un ramo de rosas rojas o un cactus. Tampoco flores excesivamente olorosas o que puedan manchar la ropa, ya que pueden ser molestas e incómodas. Aconsejamos presentarlas de una forma discreta y arregladas es decir, ya en agua. Esto facilitará el trabajo al anfitrión y le permitirá colocarlas directamente sin que tenga que buscar y preparar un florero. Las flores además de ser impactantes y visuales, expresan sentimiento. No te olvides de acompañarlo de una nota que exprese tu agradecimiento.

Bebidas: En cuando a las bebidas es muy típico y de hecho, es costumbre llevar una botella de vino, pero no es muy recomendable. El anfitrión normalmente ya ha escogido el vino perfecto para el menú. Si un invitado lleva una botella de vino, puede que el anfitrión se sienta obligado a abrirla. Esto significa dejar de lado la que él o ella tenía pensada y había escogido concorde al menú. Si te apetece llevar una bebida la mejor idea es llevar un buen licor o una botella de Champagne. Ambos se pueden servir después de la cena o comida para acompañar los postres. Es una buena alternativa que nunca desentona.

Postres y dulces: Con los postres pasa exactamente lo mismo que con el vino. A no ser que hayas pactado previamente que tú vas a hacerte cargo del postre, no lleves tartas ni tampoco pasteles. Los anfitriones ya tendrán pensado el postre que van a servir en la cena.
Una buena idea es llevar dulces, bombones o trufas. Siempre piezas pequeñas que puedan servirse para acompañar al café.

Do It Yourself (hazlo tú mismo): Si eres bueno en la cocina un DIY puede ser una buena idea para las cenas con amigos cercanos. Una idea podría ser unos frascos de mermelada casera, o algunas galletas presentadas en una forma bonita y divertida. Es recomendable que sean productos que puedan durar semanas guardados, ya que así los anfitriones no se sienten obligados a abrirlo el día de la cena. Es un bonito detalle de agradecimiento, mostrando que has trabajado en vez de haber comprado alguna cosa, y siempre queda bien.

que llevar a una cena

Hay otro detalle que no se debe descuidar y es la forma en la cual se presenta el regalo. Es tan importante el qué llevar a una cena como el cómo “vestirlo”. Debe presentarse una manera bonita y arreglada. Un regalo envuelto de la manera correcta siempre demuestra más interés.

¿Qué llevar a una cena sin llevar nada?

Otra alternativa para aquellos que no quieran llevar nada, ayudar en algo es otra opción. Una idea podría ser ayudar a preparar el aperitivo, así como por ejemplo, pactar con los anfitriones para preparar unos martinis al llegar. Otra alternativa puede ser llevar algún ingrediente o plato de acompañamiento que te pidan los anfitriones. Eso sí, recuerda que siempre debe tenerse pactado con anterioridad con los anfitriones.

cena con amigos

Como todos sabemos, un regalo es un arte y nunca debe causar incomodidad. Al hacer un regalo siempre debemos procurar que sea un gesto de felicidad.

Y a ti, ¿qué te gusta llevar cuando eres el invitado? Esperamos que os hayan gustado estas recomendaciones de qué llevar a una cena y que os hayan inspirado para llevar a vuestra próxima! Te animas a hacer un DIY? Te dejamos unas fantásticas ideas que te servirán de inspiración!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here