¿Sabías que se puede leer (y comprender) a una velocidad mucho mayor de la que tú lo haces? Y no lo decimos porque creamos que lees despacio, sino porque hay gente que es capaz de leer una novela de 1.000 páginas en menos de 10 horas. ¿Cómo lo consiguen? Gracias al Speedreading. La buena noticia es que tu también puedes leer a esta velocidad con un poco de entrenamiento.

De media las personas leen a una velocidad de 220 palabras por minuto (a partir de ahora PPM) pero con un poco de entrenamiento podemos llegar a leer a más de 660 ppm (el triple). Hay personas que son capaces de leer a más de 1.000 ppm y la verdad es que no es tan difícil conseguirlo. ¿Quieres saber más? ¿Quieres ser un “Speedreader” y ser capaz de leer a toda velocidad? Nosotros te explicamos por donde comenzar.

¿Qué es el Speedreading?

El SpeedReading son una serie de técnicas que tienen cómo objetivo el hacernos capaces de leer más rápido. Los dos factores más importantes a la hora de mejorar tu velocidad lectora son: La concentración y la no vocalización.

La concentración es básica ya que te ayudará a entender todo lo que lees sin necesidad de re-leer o parar para comprender lo que acabas de leer. Para aumentar nuestra concentración debemos eliminar todas las distracciones de nuestro entorno, vaciar nuestra mente y centrarnos únicamente en el texto que estemos leyendo. También es importante que la iluminación sea la adecuada y la posición del cuerpo sea la correcta, de este modo evitaremos la fatiga que nos molestará y detendrá.

La no vocalización consiste en no intentar pronunciar las palabras mientras las leemos. Es habitual que cuando leemos un texto lo vocalicemos (en voz alta) o lo sub-vocalicemos (en voz baja o simplemente en nuestra cabeza). Muchas veces ni nos damos cuenta. Con la no vocalización tenemos que intentar comprender el significado de las palabras y las oraciones sin tener que pensar en cómo suenan ya que vocalizar es más lento que comprender.

La tecnología aplicada al Speedreading

Cómo en muchos aspectos de la vida, la tecnología también puede ayudarnos con el Speedreading. Existen muchos programas y aplicaciones de Speedreading, nosotros hemos probado unos cuantos y hemos encontrado el que creemos que es el mejor: Spritz

Antes de que hagas clic en el enlace para probarlo, te queremos hacer una pequeña explicación sobre cómo funciona. En la página a la que te lleva el enlace, verás un pequeño recuadro que pone “Click to Spritz”. Antes de hacer clic, cambia el idioma al castellano (si lo consideras necesario) y prepárate porque comenzarán a aparecer palabras a una velocidad de 250ppm. Te darás cuenta de que es muy lento y podrás seguir subiendo la velocidad en el selector de más abajo. Si sigues leyendo lo que te dicen, acabarás de comprender su sistema de Speedreading.

Si sigues las instrucciones que van apareciendo en pantalla, verás cómo eres capaz de llegar a las 500ppm sin demasiadas dificultades. ¡Ya estarás leyendo al doble de velocidad de la media de la población!

Además esta aplicación tiene una utilidad que funciona genial. En este apartado, te explican como instalar Spritz en la barra de tu navegador. Una vez instalado podrás leer cualquier texto de internet a una velocidad infernal. ¿Qué tal si lo instalas y pruebas a leer este artículo? Si sigues navegando por la página de Spritz encontrarás unos cuantos features más que seguro te interesan.

¿Cómo puedo comenzar?

Ya sea leyendo un libro físico o leyendo uno digital con Sptriz, es hora de que comiences a ganar velocidad leyendo. Un modo eficaz de conseguirlo es proponerse leer durante media hora, todos los días un libro o unos artículos con las técnicas antes nombradas o con un programa como Sptriz. Si te lo propones y continúas haciendo esta media hora de Speedreading por lo menos durante 2 meses, tu cerebro lo convertirá en un hábito y a partir de entonces todo lo que leas lo harás de manera rápida, ahorrando muchas horas de tu vida.

El límite de velocidad lo pones tú, pero sólo por poner un ejemplo: existen records de más de 4.000 ppm. ¿Qué te parece? ¿Te animas a probar el Speedreading?

"Navarrico" de nacimiento asentado en Barcelona. Apasionado de la tecnología, el marketing, los viajes, el cine y las series de TV. Compagino mi trabajo con la escritura de artículos para blogs, y aunque parezca mentira, todavía me queda tiempo para disfrutar del resto de mis aficiones. Mi última creación blogger personal es Supercurioso.com, si sientes curiosidad te invito a que la visites.

14 Comentarios

  1. La letra en rojo ayuda a centrar la vista en la parte central de la palabra, de este modo no tenemos que leer la palabra entera (de principio a fin) sino simplemente captar una imagen de la misma con nuestra vista para comprenderla.

    😀

    • Hola Israel, podrás cambiarlo a español con dándole a la bandera de Estados Unidos (Es la que aparece por defecto) y seleccionando la de españa. De todos modos cuando instales Spritz en tu navegador simplemente “leera” en el idioma de la página que quieras leer.

      Un saludo

  2. Como puedo hacer para no vocalizar mientras leo? En Spritz puedo leer con diferentes velocidades, pero siempre estoy vocalizando. Existen tecnicas en particular para no vocalizar? Gracias

    • Hola Tim,

      La técnica está en concentrarse simplemente en entender las palabras, cuanto más rápido las leas menos tiempo tendrás para vocalizarlas. Requiere práctica y paciencia pero al final se acaba cogiendo.

      Un saludo

  3. Hola mi pregunta es la misma que tiene la persona en el comentario de arriba, quiero instalarlo en la barra de mi navegador pero la explicación esta en ingles, ayuda 🙁

Dejar respuesta