Lluvia de perseidas

Todos los años hay lluvias de estrellas, pero la más famosa sin lugar a dudas, es la de las perseidas o también conocidas como Lágrimas de San Lorenzo. Tiene lugar en el mes de agosto y producen un gran número de meteoros brillantes.

De normal, cuando hay lluvia de estrellas, por lo general, suelen verse una estrella fugaz cada hora, sin embargo con las perseidas pueden llegarse a ver hasta varias por minuto.

Qué son las perseidas

Cuando las partículas de polvo y roca que dejan los cometas al viajar alrededor del Sol entran en la atmósfera de la Tierra. Cuando estas partículas del tamaño de granos de arena se acercan a la Tierra comienzan a sufrir fricción con nuestra atmósfera, calentandose hasta cambiar su estado original. Estas partículas se volatilizan produciendo un efecto luminoso durante unos segundos, que es lo que llamamos nosotros estrellas fugaces.

Este fenómeno se puede prever, ya que la Tierra viaja todos los años alrededor del Sol, atravesando la trayectoria de varios cometas, como es en este caso el llamado Swift-Tuttle.

Durante este mes, están previstas las lluvias de estrellas para los días 11 y 12. Aunque para el día 18 habrá luna llena , lo que dificultará una visión óptima de las estrellas.  De todos modos, para ver las perseidas o lágrimas de San Lorenzo hay que buscar un sitio oscuro, lejos de la contaminación lumínica.

Fotografiar perseidas

Cómo fotografiarlas

Hoy en día con el auge de las tecnologías, muchas personas usan lo primero que tienen a mano para hacer fotografías, en este caso suele ser un móvil.

La fotografía de estrellas es algo un poco más complicado, si bien se pueden hacer con el móvil, la calidad el zoom y el ruido se notara, y más cuando queramos ver las fotografías en un ordenador. Ya que la resolución es más baja. Además hay que tener en cuenta que este tipo de fotografía se hace con largas exposiciones para poder tener una buena imagen de las estrellas y las perseidas mientras están trazando su rastro, por lo que es recomendable una cámara reflex antes que un móvil.

Para la fotografía nocturna existen un par de trucos que serán útiles para este caso, en primer lugar el ISO, debemos subirlo todo lo que se pueda o por lo menos hasta 800. En segundo lugar, como decíamos antes, debemos controlar el tiempo, existen varias reglas a seguir en función de lo que queramos fotografiar. En este caso el tiempo de exposición correcto rondaría entre los 20-30s, de forma que se pueda captar el recorrido de las perseidas.

Por último, la edición. Muchas fotografías necesitan de algún retoque pero la fotografía nocturna es la más propensa. Con este fin, es aconsejable guardar las fotos tambien con formato RAW, para luego retocarlas con algún programa de edición. Aquí es donde se trabajará la reducción del ruido de la imagen, otra manera de hacerlo que tienen los expertos, es juntar las imágenes que hayan salido bien y acoplarlas en una sola fotografía de manera que aparezcan más trazas de estrellas que en la misma imagen.

Dejar respuesta