Es fácil ir por la carretera e inconscientemente apretar un poco más de la cuenta el acelerador y ser parado por la policía para ponernos una multa. Si la foto nos la echa un radar móvil, poco podemos hacer, pero si es un policía quien nos detiene por exceso de velocidad aún nos quedan algunas alternativas.

Con este artículo no queremos favorecer o pretender que se cometan este tipo de infracciones. En la carretera hay que ser consciente de que no sólo está nuestra vida en juego sino también la de otras personas. De todos modos, si ha sido un despiste y ya no hay vuelta atrás puedes probar alguna de estas ideas reportadas por conductores en una conversación en Quora, en la que afirman que les sirvió para ahorrarse una multa.

Las mejores excusas para evitar una multa

A continuación hacemos una traducción de las excusas usadas por estos conductores en el foro de Quora:

  1. “Disculpe agente, he estado el fin de semana fuera por una emergencia familiar y estoy ansiosos por llegar a casa ya que deje a mis perros sin comida ni bebida”
  2. “Los siento sheriff, acabo de perder la virginidad”
  3. “Discúlpeme agente, he tenido que trabajar dos turnos consecutivos por una emergencia y estoy tan cansado que tenía que no podía prestar mi atención a la carretera y al cuenta kilómetros a la vez, así que había decidido prestarla a la carretera”
  4. “Este coche es el de mi mujer, no lo uso frecuentemente y al no tenerle cogido el tacto al pedal he debido pasarme de velocidad sin pretenderlo”
  5. “Señor agente me sentía un poco dormida, he pensado en parar en un área de descanso pero me ha dado un poco de miedo hacerlo sola, es por este motivo que he acelerado un poquito más para llegar a casa”

A pesar de que estas excusas les funcionaron a sus creadores (o al menos eso dicen en Quora) es muy posible que no nos funcionen a nosotros. Por ello, lo mejor que se puede hacer es lo que comentan muchos usuarios en este hilo: Mostrarse amable, respetuoso y nunca enfrentarse al agente.

Los policías están acostumbrados a escuchar miles de excusas a cada cual más inverosimil. Por ello, de no tener una excusa real y creíble, es mejor no intentarlo para no quedar con cara de mentiroso y sin conseguir nuestro objetivo.

Imagen: Bill Dickinson

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here