Existen centenares de libros y complicadas teorías que nos hablan sobre la felicidad y cómo alcanzarla, pero realmente no es tan complicado como parece y no es necesario leer largos libros para conseguir mejorar nuestro estilo de vida y sentirnos mejor con nosotros mismos. En este artículo te explicamos las 7 sencillas reglas para alcanzar la verdadera felicidad.

Antes de nada debemos entender que la felicidad es un estado de emocional, por lo que no está presente en nuestros días de manera permanente e ininterrumpida. Son sólo algunos momentos de nuestra vida en los que nos sentimos autorrealizados, satisfechos con nosotros mismos y además preparados para asumir nuevos retos.

Para mantener un estado de ánimo positivo día a día debemos aprender a gestionar todos los tipos de emociones, tanto las positivas, como las de dificultad. Incluso las personas más felices del mundo tienen días malos, pero ellos no lo ven como algo personal, simplemente lo aceptan como parte de la vida. De esta manera conseguiremos juzgarnos menos y tendremos una predisposición más positiva hacia las circunstancias que afrontamos.

Las 6 reglas para alcanzar la verdadera felicidad

1. Vivir el presente

Muchos de nosotros tenemos grandes preocupaciones sobre el futuro de nuestras vidas, nos genera inquietud saber si estamos haciendo realmente lo mejor para nuestro futuro y no saberlo nos causa gran incertidumbre, una incertidumbre que no siempre sabemos gestionar y se puede traducir en largas noches sin dormir. Por otro lado, muchas otras personas se mantienen ancladas a su pasado, pensando constantemente en las cosas que en un momento no hicieron o en los errores cometidos.

Por eso la primera regla que debemos respetar es vivir el presente, debemos aprender a vivir el día a día de nuestras vidas, aprender a disfrutar cada momento y entender que todo en tiene su tiempo y debemos aprovecharlos al máximo, sin torturarnos sobre el pasado o el futuro. Sólo cuando todo haya pasado, veremos con mayor claridad el porqué de las experiencias que hemos vivido y la importancia que han tenido para nuestras vidas, debemos aprender a conectar los puntos.

Para esta primera regla, te invitamos a ver uno de los mejores discursos de Steve Jobs, dirigido a los graduados de la Universidad de Stanford, en el año 2005. A pesar de que tiene una duración de 15 minutos, sino lo has visto ¡Es un vídeo que no te quieres perder!

2. Se fiel a ti mismo

Normalmente nos vemos presionados por las personas de nuestro alrededor, de alguna manera y a veces incluso sin darnos cuenta, ejercen cierta presión sobre lo que hacemos y las decisiones que tomamos. Esto es un error que la mayoría de las personas cometemos en algún momento de nuestras vidas, pero entre más rápido tomemos el control de nuestras decisiones, más rápido entenderemos y nos sentiremos bien con lo que hacemos.

Finalmente no son los demás quienes vivirán tu vida, serás tu y deberás asumir con responsabilidad tus éxitos, pero también tus equivocaciones. Por esto, el segundo punto más importante para alcanzar la felicidad es aprender a serte fiel a ti mismo, debes perseguir lo que realmente te gusta y aferrarte a ello, creer en lo que haces y hacer lo amas. Si sientes que aún no has conseguido eso que te gusta o no has alcanzado lo que te has propuesto, no caigas en frustraciones ni dolores de cabeza, se trata de continuar intentando y mantenerte perseverante ante lo que quieres y recuerda, debes aprender a conectar los puntos.

“No permitas que nadie te diga que eres incapaz de hacer algo, ni siquiera yo. Si tienes un sueño, debes conservarlo. Si quieres algo, sal a buscarlo, y punto ¿Sabes? la gente que no logra conseguir sus sueños, suele decirle a los demás que tampoco conseguirán los suyos”.

Esta frase la sacamos de la película “En busca de la Felicidad“, donde actúan Will Smith y su hijo Jaden Smith, sino la has visto, es una excelente película para entender la regla número 2. Está inspirada en la vida de Chris Gardner, una aventura en donde le tocó ser un padre sin casa y perseverar, hasta lograr convertirse en multimillonario, con gran reconocimiento en el mundo del emprendimiento.

3. Reserva un tiempo para desconectar

Todos vivimos con muchas obligaciones y a medida de que vamos haciéndonos viejos, éstas parecen multiplicarse. Normalmente llegamos al punto de vivir cargados de estrés, llevándonos los proyectos en los que participamos, el trabajo, los problemas y los objetivos que queremos alcanzar a donde quiera que vamos, hasta a la cama si hace falta.

Este es uno de los errores básicos que se suelen cometer, debemos aprender la importancia de desconectar del estrés y descubrir cuáles son las actividades que nos ayudan a hacerlo. Por eso la tercera regla es reservar tiempo para desconectar.

Algunas personas lo consiguen haciendo deporte, actividades al aire libre, bailando, corriendo, haciendo yoga, tocando algún instrumento o simplemente no haciendo nada, como podrás ver en este divertido vídeo sobre “The Nothing Box”. En fin, existen infinidades de actividades que pueden ayudarte y debes conseguir la que más te guste y te haga desenchufar el estrés y olvidarte de el.

Además de esos momentos de desconexión, debemos aprender que todo tiene su espacio, tanto el trabajo, como la familia, los amigos y las actividades en las que participamos, por eso tenemos que saber separar las cosas, para poder disfrutar y rendir de modo eficaz en cada una de ellas.

4. Disfruta tu tiempo a solas

La cuarta regla que debes respetar, consiste en disfrutar tu tiempo a solas. Hoy en día, con un mundo tan movido y cargado de actividades, muchas veces no es fácil buscar esos momentos a solas, en los que podamos olvidarnos del mundo e ir a nuestro propio ritmo y realmente conectar con lo que estamos haciendo.

Como explicábamos en el pasado artículo, las personas altamente creativas suelen pasar largos momentos a solas y es que, los mayores descubrimientos se hacen dentro de uno mismo. Es en esos instantes a solas, cuando estamos en la cama y no logramos dormirnos o cuando escribimos sobre un proyecto sin que nuestra creatividad sea interrumpida, que las ideas surgen o que logramos reflexionar con profundidad sobre un tema. Por eso es tan importante aprender a disfrutar el tiempo a solas y asegurarnos de destinar una o dos horas al día.

5. ¡No te compares!

Este es uno de los errores más comunes en las personas, compararnos con los demás es una equivocación que debemos evitar en todo momento. Primero que nada las comparaciones son subjetivas e injustas, porque cuando evaluamos a otra persona, sólo podemos evaluar una parte de ellas, no el 100% de su realidad, podemos conocer su apariencia, más no lo que realmente son o han sido en su interior y pasado, la información que tenemos sobre los demás es limitada y además está sesgada por la percepción que nosotros mismos generamos sobre ellas.

Por eso debemos aprender a competir contra nosotros mismos y hacerlo siempre buscando la superación personal, celebrando los logros y aprendiendo de los conflictos vividos, finalmente es aquí donde se forja el carácter de las personas y su experiencia de vida.

6. Maneja el miedo correctamente

El miedo es necesario para nuestra supervivencia, está para protegernos de cualquier daño. Pero hay que aprender a entender de dónde proviene el miedo que sentimos, para entonces poder reaccionar de la mejor manera posible.

Por ejemplo, si estás a punto de ser víctima de un robo a mano armada o tienes a un lobo gruñendote justo al frente, el miedo es real, significa un peligro existente y que puede afectar a tu integridad como persona.

Por otro lado si el miedo que sientes es al fracaso o al rechazo, es sólo una posibilidad, y en este caso debes enfrentarlo de manera frontal.

Si nunca enfrentas cualquier presencia de miedo en tu cuerpo, nunca podrás alcanzar cosas que realmente valgan la pena, debes aprender tomar las riendas de la situación que vives y afrontarla. Seguramente la mayoría de los logros que consigas en tu vida, los conseguirás usando el miedo para empujarte a superarlos y no para cohibirte de intentarlo.

7. Todo es cuestión de ACTITUD

La última regla de oro que debes tener en cuenta para alcanzar la felicidad real, consiste en la actitud con la que vives tus días. Todos solemos estar cargados de trabajo y muchas veces vamos por la vida con el piloto automático puesto, moviéndonos de un lugar a otro prácticamente como robots y casi sin estar presentes. Además nos olvidamos de disfrutar las actividades cotidianas, dejamos de valorar todas las cosas que hemos conseguido y construido en el tiempo, pasando a vivir, gran parte de las horas de nuestros días,  casi en un estado vegetal.

Debemos entender que la actitud con la que afrontamos el día a día es clave para vivir en plenitud con nosotros mismos y con nuestro entorno. Debido a que muchas veces cometemos el error de recibir de mala manera lo que los demás nos intentan comunicar y de llevarnos los problemas del trabajo a la casa y viceversa, tenemos que asumir la responsabilidad de levantarnos con energía y darlo todo en el día a día.

Para que entiendas a lo que me refiero, finalizaré este artículo con la excelente conferencia de Victor Kuppers en TEDx, donde habla sobre actitud y el valor de las personas, no te la pierdas!!!

Si te ocupas de cumplir cada una de las 7 reglas, ten total seguridad de que vivirás en plenitud cada momento y sabrás aprovechar al máximo esos momentos de felicidad que quizás hoy no son tan seguidos. Si te gustó este artículo no dejes de compartirlo con tus amigos en nuestras redes  Facebook, Twitter o Google + y coméntanos cuáles otras reglas aplicas en tu vida y cuál ha sido tu experiencia.

Y recuerda… “La felicidad está dentro de uno, no al lado de alguien” John Lennon.

Imagen: Piulet

Dejar respuesta