¿Te has preguntado alguna vez cuál es la clave para convertirse en un maestro o experto de un tema? ¿Cómo han llegado personas como Bill Gates, Oppenhaimer o los Beatles a ser unos “cracks” en sus respectivos ámbitos de trabajo? En este artículo te explicamos la teoría de las 10.000 horas, en la que aprenderás que la experiencia es quizás la más importante de las claves del éxito.

¿Te gustaría ser un maestro de la guitarra o un genio de la programación? Entonces sigue leyendo y no dudes en aplicar esta técnica.

La técnica de las 10.000 horas

Malcom Gladwell es el autor del libro “Outliers: The story of Success”. Este autor reclama en su obra que la experiencia y la práctica de una determinada tarea son el principal desencadenante del éxito. Para escribir este libro, Malcom, se dedicó a investigar las vidas de diversas personalidades de gran éxito en múltiples ámbitos como la música, la ciencia o la informática. Se dio cuenta de que había muchas circunstancias que podrían determinar si una persona alcanzaría el éxito o no, pero por encima de todas ellas había una más importante: La experiencia.

“La única fuente del conocimiento es la experiencia”

Y es que como reflejó Albert Einstein en su famosa cita, es difícil o incluso imposible adquirir conocimientos sin ponerlos en práctica. Pero, ¿cuánta práctica necesitamos para convertirnos en un maestro? Según Malcom Gladwell, 10.000 horas de trabajo en un ámbito nos convertirán en todo un referente en dicho campo. De todos modos es de sentido común entender que esto no siempre va a ser posible si nos encontramos ante limitaciones físicas insalvables, por ejemplo, yo que canto fatal, por muchas horas que me pase cantando, jamás llegaré a ser un gran cantante.

En el libro de Malcom Gladwell encontramos ejemplos como el de Bill Gates, todo un genio de la informática y los negocios. En una entrevista que Gates concedió a Gladwell este le explicó que en los años 70, cuando se encontraba estudiando, tuvo la oportunidad de acceder en su facultad a uno de los primeros ordenadores que había accesibles al público y por ello se dedicó durante cientos de horas a programar en él, cuando terminó siguió programando y adquiriendo experiencia hasta tal punto que cuando quiso montar su propia empresa ya era todo un maestro de la programación.

bill-gates-la-teoria-de-las-10000-horas

Lo mismo cuenta de los Beatles, ¿qué hizo que este famoso grupo inglés alcanzara fama mundial y se convirtiera en una de las bandas con más éxito de todos los tiempos? La experiencia. Los Beatles antes de cruzar el charco para tocar en Estados Unidos habían dado más de 1.200 conciertos por lo que tenían las “tablas suficientes” como para arrasar en este continente.

¿Cuánto son 10.000 horas?

¿Es mucho? ¿Es poco? Vamos a poner este tiempo en perspectiva.

Imagínate que dispones de 2 horas diarias de tiempo libre para aprender programación. Contando que los fines de semana vas a descansar y no vas a practicar pero que el resto de días vas a cumplir estas dos horas de trabajo a rajatabla, adquirir un nivel de maestría te llevaría aproximadamente 21 años.

Si de otra manera te dedicaras full-time a ello y pudieras estar programando 8 horas al día durante todos los días excepto fines de semana, necesitarías algo más de 5 años para llegar a ser un gran experto en programación.

Tienes que tener en cuenta que durante estas horas de trabajo no sólo tendrías que desarrollar proyectos sino también seguir experimentando e investigando para no quedarte estancado en un mismo nivel.

Ahora que sabes esto: ¿Dispones de 10.000 horas para convertirte en un experto?

2 Comentarios

Dejar respuesta