Ahora que estamos en pleno verano (en el hemisferio Norte), hay que tener un poco más de cuidado si queremos sacar a nuestros perros a pasear. Las altas temperaturas calientan el suelo y si la temperatura de este es muy alta, puede dañar las almohadillas de los pies de nuestro perro.

Este truco rápido nos ayudará a saber cuando la temperatura del suelo es apta para que nuestro perro salga a pasear.

Debemos colocar la mano contra el suelo por el lado de los nudillos y esperar 5 segundos para ver si podemos resistir la temperatura. Si conseguimos estar más de 5 segundos con la mano en esta posición y tocando el suelo, no hay problema, puedes sacar a pasear a tu perro. Si por el contrario el suelo nos quema y no podemos aguantar con la mano en él, será mejor esperar un poco hasta que la temperatura descienda.

A pesar de que las almohadillas de los pies de los perros son menos sensibles que nuestras manos, estas temperaturas pueden suponer molestias para nuestros amigos de cuatro patas.

Imagen: FaceMePLS

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here