Ya lo dijo Unamuno bien claro: “qué inventen otros”. Y es que crear de la nada es tan complicado como intentar ser creativo en una era en la que todo parece inventado. Sin embargo, hay industrias que llevan años entre nosotros, han democratizado incluso muchas áreas de nuestra vida, y se han reinventado aterrizando en la actualidad totalmente renovadas. Hablamos de la industria del papel.

Si hay que marcar un punto de inflexión en el que el papel pasa a ser un material casi insustituible en la historia de la humanidad es con el descubrimiento de la imprenta, que por consiguiente tuvo como efecto secundario visible: hacernos menos ignorantes. Antes de Gutenberg por supuesto que había historias, pero todas ellas se entretejían y quedaban relegadas al lenguaje vulgar o hablado. Los únicos que tenían acceso a la escritura y por consiguiente a la lectura eran la nobleza y los productores de textos, los llamados escribanos. Podemos decir que estos dos grupos de población contaban con un sistema más allá del lenguaje común al poder manejar la escritura, y los canales de mensajería típicos de la época. En resumidas cuentas un estrato reducido de la población tenía acceso a más información que el resto. Sin embargo, esto terminó con la invención de la imprenta por parte de Gutenberg, quién consiguió revolucionar la industria del papel, y por ende la cultura como nunca antes se había visto.

gutenberg

La imprenta de Gutenberg trajo consigo que libros, periódicos, revistas, entre otros pudiesen reproducirse y distribuirse de manera masiva, o lo que es lo mismo, la escritura pasó de ser un bien escaso para unos pocos a un bien abundante y para muchos. No obstante, y desde la llegada de Internet, la industria del papel ha tenido que adquirir nuevos matices y salidas para no morir en el intento. Este sector, que sigue teniendo el papel como base ha sabido reciclarse, y hacerse un hueco en el mundo online. Una salida es ofreciendo todos sus productos en la red como lo hace Saxoprint. Y es que en la actualidad, además de contar con la impresión de papel de toda la vida a nivel masivo, cada vez se tiende más a la personalización de cada trozo de este material casi “precioso”, en cada una de sus impresiones. Ya no hay empresas de todo tipo e incluso las dedicadas a la impresión, ni hogares privados en los que no se hable de la importancia de seleccionar el papel adecuado, dependiendo del tipo de elemento que queramos imprimir.

Sobre papel: desde organizadores con tubos de PVC a vestidos de papel en el Museo de Origami

Como ya hemos dicho, el papel es uno de los elementos que más presente está en nuestra vida. Solamente tenemos que mirar a nuestro alrededor. Desde hojas nuevas a otras que se pueden reutilizar, libros, cartones, e incluso encontramos este material en otros utensilios que a primera vista nos pasarían desapercibidos. De esta manera, surgió esta idea, que recogimos en nuestro blog hace un tiempo: idear clasificadores de bolígrafos, pinturas y otros materiales de oficina o caseros a partir de tubos de papel higiénico. Este tipo de papel es más resistente y puede sernos útil para clasificar este tipo de objetos, que sin tenerlos organizadas pueden extraviarse por su tamaño y ligereza.

Pero hay más, el papel como uso artístico, que también lo tiene nos llega desde el Japón del siglo XVII d.c. con el nombre de origami, que significa literalmente doblar papel, siendo ori “doblar” y kami “papel”. En España este arte del papel se denomina papiroflexia, pero sin la relevancia que tiene en el país nipón.

origami

No obstante, los procesos de globalización han hecho que este arte ancestral japonés tenga también su recorrido en España, en concreto, en Zaragoza, que cuenta con el Museo Origami, que dedicó una de sus salas al mundo de la moda con esta exposición de vestidos de papel. Y es que son muchos los artistas, como estos bastante conocidos, que se dedican a hacer todo tipo de virguerías con este elemento: desde un elefante de tamaño real a retratos utilizando pliegues de papel en el rostro. Esto es solamente una muestra de lo que el papel viene dando de sí, y tal vez nosotros encontremos nuevas formas porque como todo en la vida: lo renuevas o caes en el olvido.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here