Suena el despertador, como cada mañana, puntual y sin dar tregua a una mala noche o al cansancio acumulado durante la semana para avisar de que es el momento de ponerse en pie y prepararse para un nuevo día en el trabajo. Como cada uno puede se dirige al mismo y empieza su jornada. Pasadas unas dos o tres horas de la misma es el momento crucial en el que todavía no es la hora de la comida pero ya el cuerpo empieza a demandar energía. ¿Qué tal si la empresa en la que uno trabaja contara con cestas de fruta para la oficina? La perspectiva seguro que cambiaba.

Hay que tener en cuenta que en ese momento lo que suele pasar es que se suele optar por algo rápido pero poco sano como pasarse por algunas de las máquinas expendedoras que normalmente hay a mano y que lo que en su mayoría ofrecen son productos procesados que quitan el hambre por un periodo de tiempo breve, aportan poco y, desde luego, no son muy saludables. Pero esto no debería ser así por muy importante que sea el trabajo que se está llevando a cabo la salud en ningún caso puede ser una moneda de cambio y mantenerla también en el ámbito laboral donde se suele pasar un tercio del tiempo del día es imprescindible.

Algo tan sencillo para una empresa, sin tener que ser una gran compañía de hecho, es la de buscar en una tienda de regalos originales por estas cestas en la oficina de las que contienen fruta.

Hay, de hecho, un término acuñado con esta finalidad que es el de la Promoción de la Salud en el Trabajo (PST) que no deja de ser todas las medidas que puede llegar a tomar una empresa para tratar de asegurar, en la medida de lo posible, el bienestar de sus empleados. Por supuesto, y tal y como reflejan desde la OMS (Organización Mundial de la Salud) un entorno de trabajo saludable englobaría mucho más porque aquí incluso entran aspectos psicológicos pero, sin duda, es un paso en la buena dirección.

Beneficios de tener fruta en la oficina

Productividad 2

Por un lado es muy evidente que la imagen de dicha empresa (tanto de manera interna como de manera externa) se verá reforzada en el mejor de los sentidos porque la percepción de la misma será la de compromiso y preocupación por los suyos pero va mucho más allá:

  • Mayor productividad. Mirando tan sólo por la empresa se podrá ver que esta inversión, además de ser pequeña, da resultados en cosas tan básicas como asegurar que se es todo lo productivo que se puede llegar a ser porque no hay duda de que contar con una plantilla mal alimentada, que va a toda prisa para este menester y que recurre a productos pocos saludables acabará por pasar factura.
  • Positividad. La base de cualquier alimentación parte de un buen desayuno, sin este resultará difícil (sino imposible de mantener el hábito) el conseguir que el día vaya bien. Si se cuenta con fruta en la oficina los empleados notarán que tienen más energía y, por supuesto, ese optimismo y ganas tendrá efecto dominó en el resto del equipo. Además, esa positividad se verá reforzada al ver que para la empresa nos on sólo instrumentos para aumentar las cifras de su cuenta bancaria,ni mucho menos, sino que forman parte de un todo y ques on importantes y ese es el motivo por el que hay que cuidarles.
  • Menor absentismo laboral. Por un lado, al sentirse parte de un equipo y verse cuidados será mucho menos frecuente el que un empleado traté de conseguir una baja laboral por un motivo que no sea de peso pero es que, además, como se está mirando por su salud ésta se verá reforzada por lo que tendrán muchos menos problemas como pueden ser los típicos resfriados de esta época del año.
  • Mejor imagen. Porque al final la imagen que una empresa transmita dependerá de muchas pequeñas cosas y no sólo de grandes gestos que quiera dar a conocer y este es uno de ellos. De puertas hacia fuera se percibirá lo mismo que en el interior y es que hay personas en la compañía que miran por ellos, con independencia de que eso les pueda resultar rentable y beneficioso, lo cierto es que los mayores beneficiados con esto serán los empleados porque el impacto directo irá hacia su salud.
  • Mayor concentración. Por mucho que uno trate de dormir sus horas necesarias llegará un momento en el día en el que el rendimiento se pueda ver afectado y se quiera recurrir a elementos tan comunes como el café. Por desgracia esto crea un hábito que suele ir en aumento y que no es nada saludable. Con la fruta se consigue que los trabajadores tengan una fuente de azúcar sana que les ayudará a estar más concentrados y atentos por un periodo mayor de tiempo.

1 Comentario

  1. En nuestra oficina empezaron a dejar fruta en cestas y la verdad al principio pensábamos que era algo sin sentido pero ahora todo el mundo esta super contento y nos sienta muy bien.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here