Mejorar la productividad se ha convertido a día de hoy en la prioridad de toda organización. Y es que, el tiempo es dinero y, si años atrás lo que se buscaba era un buen desempeño de las tareas de los empleados, ahora se busca hacerlo con menor tiempo. Para ello, no siempre es necesario gastar grandes cantidades de dinero. Sino que la clave reside en analizar aquello que verdaderamente necesita tanto la empresa como nuestros empleados.

Por lo tanto las empresas deben ser conocedoras tanto de los factores más influyentes en la productividad como de las mejores técnicas para fomentarla. A continuación hablaremos sobre algunos de los aspectos clave con respecto a la productividad, así como soluciones para hacerle frente a los peores frenos de la misma.

Los 6 factores clave para mejorar la productividad

Dormir

Como ya sabemos, las horas de sueño son cruciales si queremos ser productivos. No hay nada peor que una mente cansada. Para mejorar la productividad, los expertos recomiendan dormir 8 horas diarias. Así, logramos estar completamente descansados y estar llenos de energía para el día siguiente. Sin embargo, no todo está en dormir las ocho horas. Es importante cómo nos dormimos y para ello, os traemos dos serios consejos:

  • Evitar las pantallas. Olvidemos el dormir revisando el correo o las redes sociales. Las pantallas de los dispositivos desprenden un químico que nos mantiene despiertos. Por ello, pese a haber dormido 8 horas nuestro cuerpo se siente ligeramente débil.
  • Meditación. Es muy recomendable realizar ejercicios de meditación poco antes de acostarnos. Ayuda a inducirnos en un estado de calma y quietud, perfecto para conciliar el sueño de la mejor forma.

La comida

El antropólogo Ludwig Feuerbach dijo una vez “somos lo que comemos”. Y es cierto, todos y cada uno de los alimentos que le damos a nuestro cuerpo tienen consecuencias.Por lo tanto es imprescindible evitar hábitos alimenticios que disminuyan nuestra productividad. Por ello, el primer aspecto a tener en cuenta para mejorar la productividad es la alimentación. Ésta posee todo lo necesario para hacernos sentir llenos de energía y vitalidad o, por lo contrario, agotados y angustiados. A continuación os mostramos algunos de los que se han catalogado como los alimentos cerebrales más potentes para mejorar la productividad.

Factores para mejorar la productividad

  • Semillas de chía. Contienen toda la proteína necesaria para mejorar tu productividad, ya que te mantiene concentrado y además, ayuda a reducir la inflamación cerebral. Recomendamos consumirlas durante la mañana, sobre todo a modo de topic junto a un buen bol de avena. Así, lograremos mantenernos sanos y llenos hasta la hora de la comida.
  • Factores para mejorar la productividadArándanos. Mejora la memoria, el razonamiento y las habilidades de aprendizaje. Tres aspectos básicos para ser más productivo. Además el ácido gálico protege al cerebro al cerebro del estrés y la degeneración. Otro alimento clave para ingerir durante el desayuno. Podemos acompañarlo con un pequeño bol de cereales.

Factores para mejorar la productividad

  • Chocolate negro. Cuanto más negro mejor. La cantidad de antioxidantes que posee este alimento ayuda a frenar el declive cognitivo. Sus altos niveles de cafeína nos ayudan a mantenernos concentrados durante todo el día. Para saciar nuestro deseo dulce lo más recomendable es enfriar una tableta de chocolate en la nevera y consumir de 2 a 3 onzas al día.

Factores para mejorar la productividad

  • Agua. Como ya sabemos, los beneficios del agua son extensos. Sin embargo, destacamos su capacidad para mejorar el flujo sanguíneo y oxigenar el cerebro además de energizar las células del cerebro. Esto se traduce en un aumento de la concentración y la atención, fundamental si lo que buscamos es potenciar nuestra productividad. Es recomendable tener un vaso de agua siempre a la vista, y si le añadimos limón ¡mejor que mejor!

Factores para mejorar la productividad

  • Aguacate. Es la fruta con más alto contenido proteico y con menor cantidad de azúcar. Sus grasas favorecen la estabilización de los niveles de azúcar en la sangre. Además, la vitamina K que nos aporta ayuda a mejorar la concentración. Una sencilla receta para consumir este alimento es una tostada con medio aguacate aplastado y un chorlito de aceite de oliva. ¡Delicioso!

Factores para mejorar la productividad

  • Zanahoria. Su alto contenido en glucosa, principal fuente de energía del cerebro, ayuda a reducir la inflamación. Es el principal alimento que ayuda a recurrir la pérdida de memoria. Se recomienda lavar bien las zanahorias pero nunca pelarlas. Ahí es donde residen la mayoría de los nutrientes.

Las vacaciones

Todo el mundo merece unas buenas vacaciones. Y es que, si vemos continuamente a nuestros jefes viajando a la isla más remota del planeta a tomar el sol y beberse unos daikiris, no podemos esperar que mientras tanto nuestros empleados sean productivos y hagan nuestras horas extra. Es decir, es necesaria cierta igualdad dentro del espacio de trabajo y motivarles con el salario emocional. 

Sin embargo, lo que debemos controlar es ese efecto “slow” que se genera pocos días antes de las vacaciones esperadas, donde los empleados van aflojando sutilmente su productividad bajo el pretexto “ya llegan las vacaciones”. Entonces, si estáis de acuerdo con ofrecerles a vuestros empleados las vacaciones que se merecen pero teméis seriamente el efecto wow y no queréis que éste perjudique al negocio; aquí os dejamos dos tips que pueden ayudar para llevarlo a cabo y por lo tanto a mejorar la productividad:

  • Transmitir los valores y filosofía de la empresa. De esta manera, lograremos que los empleados se sientan parte de la misma y por lo tanto, que visualicen los objetivos tanto a corto como a largo plazo, como sus mismos objetivos.
  • Generar una atmósfera de trabajo cálida y de confianza. Así, aunque los empleados estén exaltados por las próximas vacaciones, podremos darles un pequeño toque de atención sin ofenderlos.

El tiempo

¿Somos más productivos en verano o en invierno? Aunque cueste de creer, la respuesta es que somos más productivos en invierno. Y si lo pensamos de forma lógica, tiene mucha coherencia. Cuando hace mal tiempo, no nos importa quedarnos en la oficina trabajando. Sin embargo, cuando hace un día agradable y soleado, tendemos a querer salir y disfrutarlo, de modo que trabajamos a disgusto. Son pocas las empresas que se aprovechan de la ventaja de ser más productivos en invierno y, no obstante, esto puede traer grandes beneficios para la organización. Una forma de mejorar la productividad en invierno al máximo puede ser el ofrecer largas vacaciones durante el verano. De esta forma, restringimos el horario de trabajo únicamente al invierno y lograremos que los empleados se motiven más y se sientan valorados en la organización, comprometiéndose al máximo con ella.

El equilibrio entre vida y trabajo

Este factor es uno de los más infravalorados en el campo de la productividad. Son infinitas las empresas que buscan optimizar la productividad de sus empleados y sin embargo, no prestan atención a sus vidas personales. Por lo tanto, si bien es cierto que cargar a nuestros empleados de excesivo trabajo puede traer beneficios muy a corto plazo, las consecuencias a largo plazo pesan veinte veces más. Y es que, al cargar a nuestros empleados de mucho trabajo no hacemos más que generarles estrés. Un estrés que en la mayoría de los casos se llevan a sus hogares y se transmite a la familia, generando así un estado de malestar general en nuestros trabajadores. Y no solo esto, sino que además, cuando se genera malestar entre los empleados éstos tienden a sufrir con mayor posibilidad enfermedades. Lo cual se acaba traduciendo en bajas y un declive importante en la productividad de la organización. Algunas claves para mejorar el equilibrio entre la vida y el trabajo de nuestros empleados son:

  • Realizar preguntas frecuentes a nuestros equipos. Para ello, existen herramientas como TribeScale, donde automáticamente se realizan una serie de preguntas diarias que nos permitirán saber desde el estado de ánimo de nuestros empleados hasta sus objetivos diarios.
  • Proporcionar clases gratuitas de ejercicio. Yoga, Pilates o incluso crossfit para los más atrevidos. Está más que demostrado que el ejercicio es crucial para reducir el estrés en las personas.

La multitarea

Muchos pensareis que realizar múltiples tareas a la vez es la solución a la productividad. Y más todavía en un contexto tan globalizado como el actual, donde no resulta extraño ver personas conduciendo y hablando por teléfono a la vez, o universitarios estudiando y utilizando sus smartphones de forma simultánea. No obstante, solo debemos fijarnos en los resultados: cada año ocurren por desgracia miles y miles de accidentes debido a el uso del teléfono mientras estamos al volante. Lo mismo ocurre con los universitarios, quienes cada año son más los que afirman tener problemas de concentración.

La multitarea por lo tanto es un elemento dañino para mejorar la productividad puesto que, no únicamente provoca que realicemos nuestro trabajo de una forma mediocre, sino que además es realmente perjudicial para aspectos como la memoria. Sabemos que el día tiene pocas horas para aquellos que no descansan un minuto. Sin embargo, la multitarea no os va a salvar a esto. Debemos tener en cuenta que los estudios demuestran que el cerebro únicamente puede focalizar en una tarea; dos como máximo. Por lo tanto si realizamos más de dos tareas a la vez lo único que logramos es distraernos. Entonces ¿qué podemos hacer si necesitamos realizar muchas tareas diariamente? Las opciones se reducen o bien a priorizar y realizar aquella tarea más urgente, o de lo contrario delegar el trabajo en otras personas. Si esto no es suficiente también podéis probar la tabla de tareas. Consiste en realizar una tabla en la que se reparten las tareas que debemos realizar durante el día para así dedicarnos exclusivamente a una única tarea durante 25 minutos. Eso sí, durante esos 25 minutos debemos prestar exclusiva atención a nuestro trabajo y cerrar nuestros correos y olvidarnos de Facebook.

Hasta aquí los factores más importantes con respecto a la productividad. Ahora, empleados y jefes no dudéis en compartir con nosotros cualquier experiencia, duda o aportación sobre cómo mejorar la productividad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here