Hace un tiempo escribí un artículo en Modo Eficaz en el que expliqué “la técnica 4-7-8 para quedarse dormido en 1 minuto”, muchos de vosotros nos contactasteis para contarnos cómo os había funcionado esta técnica. A algunos no les funcionó y otros no podían mantener el ritmo de la respiración, pero otros muchos nos escribisteis emails agradeciéndonos el haber publicado este artículo porque os había sido de gran utilidad.

De cualquier modo, he seguido investigando sobre este tema para intentar daros una solución a todos aquellos que no pudisteis dormiros con la técnica 4-7-8. Hace poco encontré un estudio de la universidad de Oxford que me llamó especialmente la atención y que me gustaría compartir con vosotros. En este caso no se trata de una técnica sino más bien de una forma de afrontar las noches en las que no puedes dormir. ¿Quieres dormirte? Entonces no lo intentes…

como quedarse dormido

Si quieres dormir y no puedes, no lo intentes

Exacto, a pesar de que pueda parecer una especie de truco de psicología inversa como el que utilizan las madres cuando quieren que sus hijos dejen de hacer algo, parece, según este estudio, que funciona. Si quieres dormirte y no puedes hacerlo: deja de intentarlo.

El estudio llevado a cabo por el departamento de Neurociencia de la Universidad de Oxford reunió a un grupo de 34 individuos que padecían insomnio y los dividió en dos grupos diferentes cada noche durante siete noches. Cada una de las noches el equipo de investigadores pedía a uno de estos grupos que intentaran quedarse dormidos y al otro grupo que intentaran mantenerse despiertos. ¿Cuál fue el resultado?

El resultado aunque parezca increíble fue el esperado por los científicos: Las personas del grupo que debía mantenerse despierto se quedaban dormidas antes que las personas del grupo que debía intentar dormirse. Asociaron estos resultados a la Intención Paradójica, un tratamiento que consiste en el elimar la voluntad de una persona para quedarse dormida y de esa manera eliminar también la ansiedad que ello le produce y que es la causa de que no pueda dormirse. Eliminada la causa, eliminado el problema.

En conclusión, si quieres dormirte pronto, no lo intentes y no pienses en ello porque estarás aumentando tu ansiedad y entonces te resultará mucho más difícil.

Quedarse dormido

¿Cómo aplicar este estudio a nuestro día a día?

Si estás pensando que esta “Intención Paradójica” es difícil de aplicar, estás en lo cierto. ¿Cómo vas a convencerte a ti mismo de que tienes que intentar mantenerte despierto cuando quieres dormirte? ¡Por mucha fuerza de autosugestión que tenga uno resulta imposible engañarse de una manera tan descarada! De todos modos si que existen algunos trucos que pueden ayudarnos a conseguirlo.

Si no podemos engañarnos quizás podamos evitar pensar en que nos tenemos que dormir (causa de la ansiedad que nos impide dormir). Pero ¿qué podemos hacer para evitar pensar en ello? Estas son algunas de las técnicas más utilizadas de evasión mental:

  • Contar ovejas: “¿De verdad funciona contar ovejas?”. Sí funciona, pero si sabes aplicarlo bien. La cuestión no es contar ovejas como quien cuenta números, lo importante de esta técnica es visualizar a las ovejas en tu cabeza, ver cómo saltan la valla y como pastan en el campo entre salto y salto. Toda el “foco” que desvíe nuestro cerebro hacia esta tarea de visualización supondrá menos foco en los pensamientos que nos provocan ansiedad. “¿Sólo se pueden contar ovejas?” Esto nos lleva al siguiente punto.

contar ovejas

  • Visualización mental / creativa: Contar ovejas es sólo un tópico cultural que ha trascendido de la visualización mental. La visualización consiste en imaginar una determinada imagen en nuestro cerebro para conseguir (en este caso) el objetivo de quedarnos dormidos. El visualizar imágenes sin poder verlas requiere que nuestro cerebro se esfuerce y trabaje para conseguirlo. Desvía su energía hacia ello y hace que nos olvidemos de otras preocupaciones. Puedes visualizar cualquier cosa positiva que te relaje y te ayude a entrar en un estado de calma: Desde unas vacaciones a pie de playa hasta una puesta de sol. Tú eliges.
  • Control de respiración: Las técnicas de control de respiración cómo la ya comentada técnica 4-7-8, además de tener un efecto de “desaceleración” de nuestro sistema respiratorio y de nuestro organismo en general, también tienen un componente evasivo ya que nos obligan a estar pensando cómo debemos respirar. Respirar es una función automática (refleja) de nuestro cuerpo y es por ello que nunca le prestamos atención ni nos cuesta realizarla, pero cuando queremos respirar bien tenemos que dirigir el foco de nuestro cerebro a ello. Al concentrarnos en contar y respirar bien, también nos estaremos olvidando de la necesidad de dormir que nos provoca ansiedad.

El sueño llega cuando menos lo esperas y no cuanto más lo intentas. Despreocúpate, métete cómodamente en la cama y deja que llegue… si consigues no pensar en ello, sin darte cuenta te habrás dormido.

La-técnica-4-7-8 App

"Navarrico" de nacimiento asentado en Barcelona. Apasionado de la tecnología, el marketing, los viajes, el cine y las series de TV. Compagino mi trabajo con la escritura de artículos para blogs, y aunque parezca mentira, todavía me queda tiempo para disfrutar del resto de mis aficiones. Mi última creación blogger personal es Supercurioso.com, si sientes curiosidad te invito a que la visites.

3 Comentarios

Dejar respuesta