Vivimos en la era de las multitareas. Nuestro ritmo de vida no deja de aumentar y nos vemos muchas veces, saturados por la cantidad de cosas que hemos de realizar al día: trabajar, estudiar, hacer deporte, cuidar a los niños, dedicar tiempo a la pareja, a los amigos…. y 24 horas al día se nos hacen cortas. Esto puede llegar a saturarnos tanto que afecte a nuestra salud física y mental. ¿Qué podemos hacer al respecto?.

Mi objetivo de hoy es daros algunos consejos a aquellos que tenéis que estudiar, trabajar y hacer deporte a la vez. Quiero ayudaros a partir de mi experiencia personal, ya que yo, como muchas otras personas, sufro el “síndrome multitasking”, pero con el tiempo he logrado aprender a llevarlo. ¿Cómo? Os lo explico a continuación:

Cómo trabajar, estudiar y hacer ejercicio

trabajar y estudiar, trabajar estudiar y hacer deporte, multitasking, hacer muchas tareas a la vez, organización, cómo organizarse,

1. Autodisciplina.

Dos aspectos esenciales que debes tener en cuenta si quieres lograr tus metas son: el sacrificio, la motivación y la fuerza de voluntad. Necesitas fuerza para llegar a tus objetivos y eso tan solo puedes alcanzarlo a través de la motivación. Yo he encontrado mucha motivación en gente de mi alrededor, pero a veces es difícil encontrar a esas personas que te proporcionen un empujoncito que te dé aliento para seguir, de modo que hay que aprender a auto-motivarse.

¿Cómo?

  • Motivación: Recuérdate cada día porqué lo haces: estudias para sentirte realizado, para ser ese alguien que admiras el día de mañana, etc; haces deporte para mantenerte sano, tener un bonito cuerpo, etc; trabajas para ganar dinero, para disfrutar de una mejor calidad de vida, para sentirte útil, etc.
  • Sacrificio: No olvides tampoco que para lograr estas metas requiere de mucho sacrificio. Pero que sin duda, sembrarán sus frutos tarde o temprano.
  • Fuerza de voluntad: Como dijo una vez Albert Einstein “Hay una fuerza motriz más poderosa que el vapor, la electricidad y la energía atómica: la voluntad”. Está será tu mejor arma, y tan solo dependerá de ti. Si eres capaz de mantenerte fuerte y no perder la constancia, serás invencible.

 

2. Organización.
  • Rutina: el pilar básico para realizar muchas tareas al día es sin duda la organización. Si eres una persona que debes desempeñar muchas actividades durante la semana, no puedes improvisar e ir haciendo las cosas sobre la marcha porque si no tu vida será un caos. Por eso es aconsejable establecerse una rutina y unos timings para realizar cada tarea.
  • Ritmo biológico: Muchas de las personas que empiezan a realizar varias tareas al día se plantean la misma pregunta: ¿hago deporte por la mañana y estudio por la noche o al revés?. Pues bien, existe un término llamado ritmo biológico, y en cada persona funciona diferente. ¿Qué quiero decir con eso? Que dependiendo de la persona, hay quién estudia mejor por la mañana o por la noche, o quién le sienta mejor hacer deporte nada más levantarse o antes de ir a dormir. Todo irá en función de nuestro ritmo biológico, de modo que nosotros decidimos cómo organizarnos. En mi caso, soy mucho más productiva por la mañana para estudiar, pero tengo horarios fijos en el trabajo, de modo que voy a trabajar por la mañana, después estudio por la tarde y al gimnasio por la noche para destensarme y dormir relajada. Pero repito, esto va en función de las preferencias de cada persona.
  • Horario flexible: Algunas tareas de tu calendario serán inamovibles, como por ejemplo el estudio o el trabajo. Hay gente que ha de trabajar o estudiar con horarios fijos o rotativos, de modo que tiene que adaptar las demás tareas a ese horario. Por este motivo, hay que hacer un horario flexible que puedas adaptar a tu vida o a un imprevisto (que siempre los hay).
3. Control del estrés y descanso.

Positivismo: No dejes que el estrés te supere. Tiene que hacer muchas cosas y a veces el tiempo no es suficiente para realizarlas todas. Es lógico. Pero ante estas situaciones de desesperación lo mejor que puedes hacer es no perder la calma, respirar hondo y tener pensamientos positivo. Todo es posible si nos mantenemos tranquilos y no perdemos la calma. Poco a poco, no te agobies. Lo acabarás consiguiendo. 

Desconectar: Es muy importante también desconectar. Nuestro cuerpo lo necesita. Así que establece descansos durante la semana y desconecta completamente el fin de semana (en la medida de lo posible).

4. Análisis tu progreso.

Cuando llevamos un tiempo llevando una vida ajetreada, es bueno pararse y darte cuenta de todo lo que has conseguido. Has sido capaz de estudiar, trabajar y hacer deporte a la vez sin desfallecer por el camino. Date la enhorabuena y prémiate por lograr tus objetivos porque lo mereces.

Imagen: iStock

2 Comentarios

  1. Yo hago todo esto, lo único que no hago es desconectarme, porque no puedo, soy el mejor de mi carrera y quiero permanecer en ese podio… La cuestión es que me da susto que al esforzarme tanto pueda quedar anulado o fundido…

Dejar respuesta