El primer día en un nuevo trabajo es un día bastante peculiar. Vas a conocer a tus futuros compañeros con los que compartirás mucho tiempo cada día y quieres dar una buena primera impresión.

Las primeras impresiones son importantes pero el problema es que sólo se pueden dar una vez. ¿Cómo puedes dar una buena primera impresión? En primer lugar no poniéndote nervioso y en segundo lugar no tratando de impresionar ya que podríamos conseguir justamente el efecto contrario al deseado.

En este artículo compartimos varias claves para triunfar en tu primer día de trabajo y causar una buena impresión a tus compañeros.

Cómo tener éxito en tu primer día de trabajo

1. Preséntate correctamente

En primer lugar deberías hacer una ronda de presentación con todos tus nuevos compañeros. Ir directamente a tu puesto sin presentarte puede dar la impresión de descortesía o timidez.

Acércate uno por uno a tus compañeros, preséntate, dales la mano y asegúrate de que haya contacto visual, apartar la mirada también es un claro síntoma de timidez. En ese mismo momento que te presentas intenta recordar los nombres de tus compañeros, puedes seguir estos trucos para recordar nombres.

2. Llama a tus compañeros por su nombre

Como en el paso anterior deberías haber recordado los nombres de tus compañeros, ahora debes de ser capaz de llamarlos por su nombre. En el primer día de trabajo es normal que tengamos muchas dudas y cuestiones, si tenemos que preguntárselas a alguien, será bueno hacerlo llamándolo por su nombre.

Cuando una persona siente que la llaman por su nombre se siente más valorada y una persona que demuestra que se aprende los nombres el primer día, es una persona que muestra interés, atenta y observadora.

3. No intentes aparentar que lo sabes todo

En ocasiones, cuando comenzamos en un nuevo puesto de trabajo, nos contarán cosas que desconocemos relativas al mismo, pero también cosas que conocemos por haber trabajado en puestos similares. Aunque conozcamos muchas de estas explicaciones, es mejor prestar atención de todos modos y no intentar parecer que lo sabemos todo.

Si intentas impresionar haciendo parecer que lo sabes todo puedes causar una mala imagen ante tus compañeros.

4. Respeta el espacio personal de tus compañeros

Si nada más llegar invadimos el espacio personal de nuestros nuevos compañeros con nuestras cosas, más de uno puede sentirse desplazado y molesto por ello.

Aunque en un primer momento tengamos un espacio personal limitado, es mejor ir ampliándolo conforme pasa el tiempo y ganamos confianza con nuestros nuevos compañeros.

5. Conversa con tus nuevos compañeros

Debes conversar con tus nuevos compañeros no sólo del tema laboral sino también de tema personales como hobbies, familia o viajes. De todos modos, debes fomentar estos momentos de socialización únicamente cuanto tenga sentido hacerlo, es decir, no interrumpas a tus compañeros en sus momentos de trabajo. Puedes socializar en las pausas, durante el almuerzo o mientras os preparáis un café.

Hablar con ellos y conocerlos te ayudará a crear rápidamente un vínculo que podría convertirse en una amista dentro de un tiempo.

6. No te estreses ni le des demasiada importancia

Lo más importante de todo es que no debes estresarte en tu primer día ni darle más importancia de la que de verdad tiene. Después de todo ahora eres “el nuevo” pero en poco tiempo puede que dejes de serlo si otra persona llega a la oficina.

Ahora que ya conoces estas claves sobre cómo tener éxito en tu primer día de trabajo, ¿Cuéntanos cuáles son las tuyas? ¿Cómo fue tu primer día de trabajo?

Dejar respuesta