Hace poco estrenamos en Modo Eficaz la categoría “Supervivencia”, una categoría en la que compartimos artículos que si bien no son aplicables en el día a día, en determinados casos podrían llegar a salvarnos la vida (aunque esperamos no tener que ponerlos a prueba nunca).

Hoy os traemos un nuevo hipotético escenario: ¿Qué pasaría si nos quedáramos sin agua corriente durante un largo periodo de tiempo?¿Cuánto podríamos sobrevivir? ¿Unos días, unas semanas o unos meses quizás? La importancia que tiene el agua corriente en nuestras vidas escapa a nuestro entendimiento y hasta que no carecemos de ella no nos damos cuenta de lo difícil que sería sobrevivir sin ella.

En este artículo os vamos a compartir una serie de consejos te ayudarían a aguantar durante mucho más tiempo si hubiera una catástrofe y nos quedáramos sin agua corriente de manera indeterminada.

10 trucos para sobrevivir sin agua corriente

Es un Lunes por la mañana, estás trabajando en la oficina cuando de repente ocurre un suceso X y el agua corriente deja de funcionar. ¿Qué deberías hacer?

  1. El primer paso es el más lógico: Ir a comprar agua. Durante las primeras horas desde “el corte” mucha gente no sabrá exactamente por que se ha quedado sin agua y no le dará demasiada importancia pensando que pronto se va a recuperar. En esas primeras horas será el único momento en el que podrás volver a comprar agua en condiciones normales, a partir del momento en el que la gente comience a enterarse de que se trata de un corte indefinido, las tiendas se colapsarán de gente “sedienta”. Para entonces tu ya deberías haber almacenado una importante cantidad.
  2. Otro recurso del que debemos abastecernos es de desinfectante sanitario para las manos. La gente no suele caer en la cuenta de lo importante que puede ser este elemento pero cuando te quedas sin agua corriente lo vas a necesitar. ¿Cómo te puedes lavar las manos sin usar agua? Con desinfectantes sanitarios. Una mala higiene en las manos podría acabar suponiendo una enfermedad o una infección que no desearás contraer en “un mundo sin agua corriente”.
  3. Comprar cubos y desinfectantes de agua. Lógicamente tendremos que poder aprovechar todo el agua que llegue hasta nosotros, los cubos nos ayudarán a guardar el agua de lluvia y el desinfectante a tomarla de manera segura. El agua de lluvia no está libre de bacterias y más si antes a pasado por una superficie como un tejado o un colector de agua. También puedes hervir el agua para desinfectarla aunque durante el proceso puedes perder una parte en forma de vapor.
  4. Si necesitas ir al baño tira de la cadena únicamente una vez al día, puede resultar desagradable pero ahorrarás mucha agua. Para poder tirar de la cadena necesitarás llenar la cisterna con agua, utiliza preferentemente agua que no hayas potabilizado, como por ejemplo agua de lluvia. Es mejor utilizar la cisterna que no echar el agua directamente desde el recipiente, la cisterna es más efectiva.
  5. El papel higiénico que utilices no lo eches por el retrete, échalo a la basura y cerciórate de tirar la basura cada poco tiempo. Al no utilizar papel necesitarás menos agua cada vez que utilices la cisterna.
  6. Para comer utiliza platos y cubiertos desechables siempre que puedas, limpiarlos supondría un gasto importante de agua que es preferible que utilices para beber y cocinar.
  7. Las sartenes y cazuelas que necesites para cocinar lávalas con muy poca agua y utiliza un desinfectante para terminar de limpiarlas.
  8. Las duchas en estas situaciones tan extremas pierden importancia, aún así, puedes ducharte de vez en cuando, te darás cuenta de que con a penas un litro de agua tendrás más que suficiente para tu higiene personal.
  9. Recolecta todas las aguas grises, es decir, todas las aguas que vayas usando por ejemplo para limpiar o para ducharte, esta agua que no es apta para el consumo humano la podrás reutilizar por ejemplo para la cisterna de tu váter.
  10. Por último debes intentar no perder la calma, piensa que hay mucha gente en el mundo que vive sin agua corriente y que tus antepasados también vivieron sin este avance tecnológico. Después de esta experiencia seguro que valoras más este preciado recurso.

Si quieres más trucos de supervivencia no te pierdas el artículo “Cómo escapar de un coche que se está hundiendo”

Imagen: Ken Douglas

Dejar respuesta