Da igual la época del año en la que te encuentres, por A o por B uno siempre acaba estando estresado si se le acumula la faena que no ha hecho. De hecho solemos darnos cuenta de que nos queda poco para meterle prisa al trabajo cuando apenas quedan 3 días o 4. Para que no te entre el pánico en estos casos, hay diferentes métodos que pueden resultar eficaces, pero hace poco descubríamos el método Kanban para mejorar tu efectividad en estos momentos donde abunda el estrés y los nervios no te permiten organizarte.

Este método, forma parta ye de las llamadas metodologías ágiles. Las cuales su objetivo principal es ir gestionando la finalización de las tareas a través de sticks visuales muy útiles. Para ello, vas a necesitar aprender a hacer cuatro pasos fundamentales:

1. Concretar el trabajo de los proyectos

Y con esto quiero decir que, en cada un en el tablero de tareas en el que irán todos los trabajos u objetivos a realizar, deberás poner el estado concreto de cada uno de los proyectos, para que sirva visualmente para todo el equipo poder ver en qué situación se encuentra cada uno de ellos. Para saber en qué estados debe encontrarse cada objetivo, deberás pensar en cuántos procesos suele pasar un trabajo hasta que se finaliza por ejemplo: definición, programación, to do, revisión, testing y ejecución. A medida que vayas revisando las tareas, estaría bien que fueses moviendo el post-it a su estado real.

2. Repartición de las tareas de producción

Esto significa que todas las tareas tienen algo que dividirse en diferentes pasos para poder agilizar su proceso de producción. Todo ha de quedar reflejado en el tablero en aquella fase que corresponda y con aquella persona que se encargue de hacer esa tarea del proyecto X. En esta división de tareas se puede reflejar factores como el tiempo de realización que supone hacer estas tareas o las observaciones de cada una de ellas.

3. No empieces sin empezar a acabar

Pues eso, que muchas veces empezamos a ponernos tareas y tareas y nos olvidamos de acabar las que ya teníamos pendientes. Tenemos que poner en el tablero las prioridades de los trabajos empezados, eso quiere decir que el trabajo en curso debe estar limitado para no colapsar demasiado al equipo. En realida si tenemos unos timings estipulados no debería de haber problema ya que todo se debe cumplir en un periodo de tiempo estipulado.

 

 

 

4. Control de tareas

El método Kanban es la realización de diferentes tareas. Es tener al equipo de trabajo con un flujo de trabajo constante donde las tareas más importantes están priorizadas y una vez acabadas, hay un seguimiento de otras que todavía no se han empezado. Es un modo eficaz de poder redirigir sin tener que explicar nada, la autonomía de cada trabajador. De la misma manera que, ellos mismos pueden ir moviendo los post-it de sitio a medida que vayan realizando cada uno de los goals.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here