Si hay algo que siempre quise aprender de pequeño era silbar muy fuerte con los dedos. Como nunca nadie me explico cómo hacerlo desistí y pensé que yo no estaba hecho para hacerlo. Intentando recuperar ese sueño de la infancia me puse a investigar para encontrar la explicación de cómo hacerlo correctamente y por fin lo conseguí.

Es mucho más fácil de lo que parece y para conseguirlo estuve sólo unos minutos, ¿Tantos años queriéndolo hacer para conseguirlo hacer en muy poco tiempo? Lo único que lamento es el oído de mis vecinos que poco les falto para tirarme un cubo de agua para hacerme callar.

Silbar es algo bastante útil, llamas la atención de alguien que está bastante lejos al instante. Cierto es que antes era mucho más útil sin tener teléfonos móviles pero desde que lo aprendí lo he utilizado varias veces y me ha funcionado como esperaba.

A continuación te mostraré cómo hacerlo a través de unos sencillos pasos que quedaran reflejados con un video bastante bueno.

Cómo silbar con los dedos a más de 300 metros

1- Forma un A con tus dedos

Has de coger tu dedo índice y el del medio de cada mano y unirlos formando un A mayúscula.

2- Humedece y lleva tus labios detrás de los dientes

Seguro que alguna vez has imitado a un anciano sin dentadura, pues es básicamente el mismo gesto. Para conseguir silbar, tus dientes han de quedar completamente escondidos por los labios.

3- Empuja tu lengua hacia atrás con tus dedos

Tienes que empujar la parte superior de la lengua hacia atrás con los dedos que estaban haciendo la forma de A. Después tendrás colocar tus labios al rededor de los dedos cubriendo los dientes.

4- Sopla

Ya sólo te queda soplar. Te recomiendo no empieces a soplar lo más fuerte que puedas, tiene que ser progresivo a tu habilidad para coger la fórmula correcta e ir subiendo la intensidad hasta hacer el silbido más fuerte que puedas.

 

Con esta técnica y algo de práctica conseguiremos que nuestro silbido llegue a distancias que ni siquiera imaginamos. Yo ya pude cumplir el sueño que tenía cuando era pequeño, ahora sólo faltas tu.

Open minded. Joven creativo, emprendedor con inquietudes y nada conformista ( sí, quejarse puede ser positivo). También me relaciono con el mundo de la música y el baile. A todo lo que veo le busco otro enfoque, busco ser diferente.

Dejar respuesta