Para la mayoría de las personas, ir a trabajar es una necesidad ardua y aburrida que se repite cada día y siempre sin la menor motivación. Cuando comenzamos un puesto nuevo, las primeras semanas o incluso meses, nuestra actitud es completamente diferente, nos sentimos más divertidos y más felices ya que nuestro cerebro está aprendiendo cosas nuevas y relacionándose con ambientes diferentes.

El problema suele llegar cuando se lleva demasiado tiempo en un trabajo y se ha dejado que la rutina sepulte cualquier atisbo de diversión y felicidad. Este artículo es para la las personas que se encuentran en este caso.

Cómo ser feliz en el trabajo en 3 pasos

1. Prueba algo nuevo todos los días

Como hemos comentado en la introducción, caer en la rutina es uno de los problemas más comunes que nos llevan al aburrimiento y la desesperación dentro de nuestros puestos de trabajo.

Una forma de evitar esto es estimular a nuestro cerebro para que se salga de la rutina y haga cosas nuevas. Entendiendo por esto acciones que normalmente no realizas, por ejemplo hablar con un compañero de trabajo con el que no tenías mucho trato hasta ahora o encontrar nuevas responsabilidades dentro de tu puesto que te permitan seguir evolucionado.

Además, si tu puesto de trabajo lo permite, puedes investigar y descubrir nuevas técnicas o contenidos que te permitan mejorar tu forma de trabajar. El aplicar estas ideas ayudará a tu cerebro a salir de su zona de confort y a enfrentarlo a nuevos retos para evitar la monotonía.

2. Distribuye tu tiempo de manera correcta

A veces sentimos que no tenemos suficiente tiempo en el trabajo como para terminar todas las tareas que nos han sido encomendadas. A pesar de que esto pueda suceder, en muchas ocasiones es simplemente una falta de organización y de distribución de nuestro tiempo la que nos impide terminarlas.

Durante el trabajo hay muchas distracciones que nos hacen perder el foco de nuestras tareas y que por lo tanto nos hacen perder también productividad. El móvil o los emails son por ejemplo unas distracciones como las que estamos comentando y es por ello interesante reservar momentos concretos para consultarlos en lugar de estar abriéndolos y cerrándolos cada vez que recibamos un email o una notificación.

El problema de muchas empresas es que utilizan WhatsApp para sus comunicaciones internas, y el WhatsApp para empresas es una mala opción. ¿Por qué? Porque si tienes que estar pendiente de revisar el WhatsApp para ver que dicen tus compañeros o tu jefe, es muy probable que te despistes con otras notificaciones de familiares y amigos fuera del entorno laboral.

Esta planificación y distribución del tiempo nos permitirá trabajar de manera más ordenada y eficiente. Con un poco de práctica seremos capaces de trabajar menos tiempo y terminar antes todas las tareas que nos hayan sido encomendadas.

3. Mantente en forma

Este consejo es especialmente indicado para todas aquellas personas que pasan su jornada laboral sentadas en una silla enfrente del ordenador. Como ya explicamos en el artículo anterior “estar sentado todo el día te está matando”, debemos hacer ejercicios de manera continuada en nuestro trabajo.

Cuando hablamos de ejercicio no nos referimos a ponernos a hacer flexiones o sentadillas sino simplemente a hacer pequeñas rutinas de ejercicio de baja intensidad que pueden ir desde hacer un pequeño paseo por la oficina hasta unos estiramientos y flexiones de las articulaciones.

El ejercicio ayudará a mejorar nuestro estado de forma y eso indirectamente tendrá una importante repercusión en nuestro estado anímico.

Esperamos que puedas aplicar estos interesantes consejos para mejorar un poco más tu felicidad laboral. Si conoces algún otro truco que quieras compartir con la comunidad de Modo Eficaz, no dudes en dejarnos un comentario para que lo podamos transmitir en futuros artículos.

Dejar respuesta