Ya seas un experto en cocina o simplemente un novato, seguro que te habrás encontrado alguna vez con una receta que requiere separar la clara de los huevo de la yema. ¿Pero cómo las separas? Puede que tengas un separador de claras de huevo en casa, pero si no lo tienes vas a necesitar un truco cómo el que hoy te presentamos.

Para este truco de cocina sólo vas a necesitar un botellín de agua vacío, pero te aseguramos que los resultados son incluso más rápidos que los del separador de claras convencional.

Separar yemas y claras de huevo con una botella

En primer lugar casca todos los huevos que necesites y ponlos en un plato hondo. Cuando los tengas listos, coge el botellín de agua vacío y aprieta por el centro del mismo. Acércate a una yema de huevo con la boquilla del botellín y arrincónala contra la pared del plato, en ese mismo momento y haciendo un poco de presión contra la yema, deja de apretar el botellín. Verás como la succión causada por la botella absorbe únicamente a su interior la yema del huevo, dejando atrás la clara.

La velocidad a la que podrás separar las yemas de las claras de huevo es increíble y el coste de este truco es cero. Ahorro de tiempo y ahorro de dinero, ¡así nos gusta hacer las cosas en Modo Eficaz!

Si no lo has acabado de entender, en este video puedes ver el proceso que acabamos de comentar.

Imagen: Robert S. Donovan 

"Navarrico" de nacimiento asentado en Barcelona. Apasionado de la tecnología, el marketing, los viajes, el cine y las series de TV. Compagino mi trabajo con la escritura de artículos para blogs, y aunque parezca mentira, todavía me queda tiempo para disfrutar del resto de mis aficiones. Mi última creación blogger personal es Supercurioso.com, si sientes curiosidad te invito a que la visites.

Dejar respuesta