Cómo saber si un huevo esta malo o no lo puedes averiguar determinando la frescura de los éstos. Todo lo que tienes que hacer es seguir uno de los cuatro métodos que te presentamos a continuación para saberlo.

Cómo saber si un huevo esta malo

Método 1: Coloca el huevo en agua y observa.

La edad y la frescura de un huevo se pueden determinar mediante la colocación de un huevo en un recipiente de agua. Llenar una taza con suficiente agua para que puedas ver si el huevo se sumerge, toca el fondo o se queda flotando.
Hay una pequeña bolsa de aire en el interior de los huevos y con el tiempo, cada vez hay más aire ya que pasa a través de sus cáscaras porosas. A medida que hay más aire en el huevo, provoca que éste flote más.
Si el huevo se establece en la parte inferior de la taza de manera horizontal, está en su pico de frescura.
Si el huevo se establece en la parte inferior de la taza de manera vertical, significa que está envejeciendo, pero su consumo todavía es seguro.
Si el huevo está flotando, no es un huevo fresco. Esto no significa necesariamente que esté podrido o su consumo sea peligroso. Debes probar la frescura del huevo al romperlo y buscar signos de que esté podrido.

Método 2: Agita con cuidado el huevo y escuchar.

A medida que el huevo envejece y la humedad y el dióxido de carbono se escapan a través de la cáscara, la yema y la clara comienzan a secarse y encogerse. Además, la bolsa de aire se vuelve más grande. Una bolsa de aire más grande le da al huevo más espacio para moverse dentro de la cáscara y crear un sonido de chapoteo.

Este segundo método consiste en coger un huevo de la nevera y mantenlo en tu oreja, agítalo suavemente y escucha.
Un huevo fresco no va a hacer un sonido.
Un huevo que es menos fresco hará un sonido chapoteo / ruido distinto. Lo mejor es no consumir este tipo de huevo.

Método 3: Romper el huevo y observar el color y aspecto que tiene la yema y la clara.

Este método permite determinar la frescura del huevo mediante la observación de la yema y la clara.
Observa si el huevo parece extenderse en una amplia distancia en el plato o si se mantiene relativamente compacto. Un huevo que se extiende o parece un poco aguado tiene una clara delgada y ha pasado su pico de frescura.
Si la yema es plana y se rompe con facilidad, el huevo es viejo.
Si la yema se mueve con facilidad, esto significa que se ha debilitado y el huevo está envejeciendo.
Mira el color de la clara de huevo. Una clara nublada indica un huevo muy fresco. Una clara despejada significa que el huevo es más viejo (pero todavía es comestible).

Método 4: Rompe el huevo y nota si huele mal

Esta es la mejor forma de cómo saber si un huevo esta malo o no. Al romperlo, desprende un olor penetrante que notarás enseguida. deberás tirar el huevo de inmediato para evitar malas pasadas.

 

Ahora que sabes 4 métodos de cómo saber si un huevo esta malo, no arriesgues a ponerte enfermo ni coger enfermedades como la salmonella y mantente alerta siempre que consumas huevos.

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here