Hip… hip… hip… ¿Te suena? La verdad es que no hay nada más irritante que no poder dormir por culpa del hipo. Bueno sí hay algo peor: que tu amigos y familia te estén dando sustos (o lo que ellos entienden por susto) para que se te quite el hipo. Y todos sabemos que no funciona.

Hoy te ofrecemos, casi como un regalo, dos trucos infalibles para librarte del maldito hipo. Si Charles Osborne (el hombre con más hipo de la historia), lo hubiera sabido en su momento, se habría quitado un gran peso de encima…

giphy-2

TRUCO 1: ¡Arriba las manos!

El primer truco consiste en lo siguiente. Acércate a un puerta de tu casa, levanta las manos y colócalas en el marco superior de la puerta. Coge aire y aguántalo en tus pulmones durante unos segundos. Arquea la espalda hacia atrás y estira tu abdomen. Aguanta así durante unos segundos y el hipo desaparecerá.

Si no llegas al marco de la puerta, también puedes colocar las manos detrás de la cabeza, llevar los hombros hacia atrás y sacar pecho.

TRUCO 2: Busca una bolsa

Localiza una bolsa de plástico o de papel y respira dentro. Deberás tapar por completo tu nariz y tu boca con ella y comenzar en inspirar y expirar lentamente varias veces. Verás como después de unos segundos respirando dentro de la bolsa el hipo desaparecerá.

Esto se debe a que de este modo respirarás dióxido de carbono. Algo similar ocurre cuando aguantamos la respiración pero no a todos se les hace fácil aguantar varios segundos sin respirar ya que produce agobio.

Con esta técnica, problema solucionado.

Ahora puedes vivir feliz y sonreír a la vida sin el hip… hip… hip

giphy-3

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here