Un huevo frito es uno de los primeros platos más sencillos que se pueden aprender a hacer. De todos modos no siempre nos salen estos huevos como nos gustarían: En ocasiones se nos rompen, otras veces queda la yema demasiado sólida y otras tantas la clara demasiado líquida.

¿Cuál es el truco para conseguir hacer un huevo frito perfecto?

Preparar un huevo frito perfecto

Si te gustan los huevos fritos con la clara bien hecha y la yema líquida esto es lo que tienes que hacer:

  1. Pon una sartén anti-adherente al fuego a una temperatura baja.
  2. Echa un chorrito de aceite y espárcelo bien por la base. También puedes hacer lo mismo con mantequilla.
  3. Casca el huevo y ponlo en el centro de la sartén.
  4. Espera entre 4 y 5 minutos para que se haga poco a poco.

El método más habitual de hacer los huevos es con mucho aceite y a mucha potencia. Eso nos permite hacerlos más rápidos pero también tiene más posibilidades de que salgan mal o se pongan marrones los bordes. (están buenos también pero no son muy saludables). Con esta técnica las posibilidades de error son mínimas y además, mientras se prepara el huevo podrás hacer otras cosas como preparar un café.

En  este vídeo del canal ChefSteps podrás ver la puesta en práctica de esta técnica. Si te ha parecido interesante no te pierdas el artículo “Cómo pelar un huevo duro de manera rápida”

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here