Conseguir un huevo frito perfecto (clara bien hecha, yema líquida y puntas crujientes) no es tarea fácil. Sólo está al alcance de unas pocas madres que tras años de práctica han llegado a dar con la fórmula mágica que convierte una cena de poco presupuesto en todo un manjar.

Pero esto se ha acabado, en este artículo quiero presentaros un método para conseguir un huevo frito perfecto incluso si no soys muy buenos en la cocina, que podréis acompañar de unas deliciosas patatas fritas perfectas.

Huevo frito perfecto

¿Cómo cocinar un huevo frito perfecto?

Ingredientes
  • Un huevo
  • Aceite de Oliva
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Orégano
Preparación

Coges una sartén (preferiblemente anti-deslizante) y la pones al fuego. Dejas que se caliente durante 1 minuto y le echas un chorro de aceite de oliva hasta que cubra el fondo de la sartén, dejas que el aceite se caliente unos 30 segundos hasta que salga un poco de humo.

Ahora es importante que te alejes un paso (van a saltar chispas en la cocina) y eches el huevo sobre el aceite hirviendo. En ese momento reduce y deja el fuego a un nivel medio-alto. En menos de un minuto deberían comenzar a ponerse marrones los bordes del huevo. Coge con la espátula y lanza un poco de aceite de la sartén por encima el huevo, (de este modo nos aseguraremos que quede todo bien hecho) y deja que se termine de cocinar de medio a un minuto. (Hasta que toda la clara quede opaca).

¡Ya está listo! Apaga el fuego y con una espátula fina sirve con cuidado el huevo en el plato. Añádele una pizca de sal, un poco de pimienta negra y otro poco de orégano. ¡A untar ser ha dicho!.

Hacer un huevo frito es fácil, hacer un buen huevo frito….también.

Imagen: George GrinstedJapanexperterna.se

Dejar respuesta