Las nueces es uno de esos frutos secos que cuestan de pelar y más de una vez nos hemos hecho daño o las hemos destrozado en muchos trozos pequeñitos inservibles en el intento de pelarlas.

A continuación te enseñaré cómo pelar nueces de una forma sencilla y sin ensuciar mucho. Para ello sólo necesitarás dos cosas: una toalla y un martillo. Ten en cuenta que tendrás que hacerlo en una superficie lisa, estable y dura pero que no se pueda dañar. La toalla es muy importante ya que su función es evitar que las nueces salgan disparadas al romperlas y sea más fácil recogerlas, así evitarás que te suceda como en la imagen de abajo.

nuts-1159589_1920

Cómo pelar nueces de forma fácil

Pon la toalla en la superficie en que vayas a trabajar, pon una nuez encima y tapala con la misma toalla. Ahora golpea suavemente la nuez con el martillo. Es más fácil hacerlo con más de una nuez al mismo tiempo.

Una vez golpeada la nuez, abre la toalla y observa si la nuez está partida tal y como quieres. Si la quieres más abierta vuelve a taparla y vuelvele a darle con el martillo un poco más fuerte. Ten en cuenta que si te pasas de fuerza la nuez quedará destrozada en trocitos muy pequeños y eso no es lo que queremos.

Si has hecho bien el proceso ahora solo te falta sacar la nuez de la cáscara usando las manos. Si tienes problemas para sacarlas con las manos es porque no las has picado correctamente con el martillo, vuelve a taparlas con la toalla y a picar.
Ten en cuenta que este truco también funciona para la mayoría de frutos secos con cáscara. ¿Te ha resultado útil este artículo? ¿Sabes como pelar nueces de alguna otra forma?¡Compártelo con nosotros en los comentarios!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here