A pesar de que los teléfonos móviles y más concretamente los smartphones llevan relativamente poco tiempo entre nosotros, se han convertido en un indispensable en la vida de muchas personas (yo incluido). Estos pequeños dispositivos se han convertido en un “todo en uno” que hace las veces de agenda, reloj, cámara, pequeño ordenador y por supuesto….teléfono. Es por ello que muchos nos pasamos el día pegados a nuestros teléfonos consultando cada poco tiempo si hemos recibido algún tipo de notificación.

¿Es este un comportamiento sano? Depende de la frecuencia, no es lo mismo consultar el teléfono 30 veces al día que 250 veces. Y es que a pesar de que no nos demos cuenta, en muchas ocasiones el teléfono puede convertirse en toda un adicción con los problemas que ello puede acarrear. Pero ¿qué podemos hacer para evitar mirar el móvil cada dos minutos? Aquí te presentamos varias estrategias.

X Estrategias para evitar mirar el móvil constantemente

En primer lugar, independientemente de la estrategia que decidas utilizar, es importante que tengas claro cuál es tu objetivo y que tengas fuerza de voluntad para cumplirlo. Tienes que entender que evitar el mirar el móvil cada poco tiempo te permitirá ser una persona más productiva y más independiente.

Haz que pase desapercibido

adicto-al-móvil

Todos los smartphones vienen con un montón de sistemas de señalización de notificaciones, desde los típicos sonidos hasta las luces LED pasando por diversos tipos de vibraciones. Es normal que nos distraigamos si mantenemos el móvil cerca nuestro y está constantemente vibrando, emitiendo sonidos o haciendo luces. Esto puede generar en las personas ansiedad de pensar que se están perdiendo algo importante y por lo tanto ceden a la tentación y miran el teléfono.

Pero ¿de verdad nos perdemos cosas importantes?. La mayor parte de las notificaciones que recibimos son únicamente avisos de poca importancia que no requieren ser revisadas al momento, que pueden esperar horas e incluso días. Entonces ¿por qué no desactivar las notificaciones para evitar las distracciones?. Sin duda se trata de una de las mejores estrategias, si evitas que tu móvil te distraiga, te resultará más fácil olvidarte de él.

Encuentra un lugar adecuado para tu teléfono

adicción-al-teléfono

Gracias a que los teléfonos móviles son móviles, podemos llevarlos a cualquier parte y ponerlos en cualquier lugar a nuestro alcance. La segunda técnica para evitar mirar el móvil cada pocos minutos consiste en encontrar el lugar adecuado donde colocar nuestro teléfono para tenerlo cerca pero no a un alcance excesivo.

Por ejemplo, imagina que eres de los que se van de vacaciones y llevan el teléfono en el bolsillo, cada dos por tres tendrás la tentación de revisar si tienes notificaciones de Facebook, comentarios en Instagram o lo que sea… como en este caso el teléfono está en tu bolsillo es muy fácil acceder a él y por lo tanto “ceder a la tentación”, en cambio, si lo llevaras en la mochila, aunque seguiría estando a tu alcance, no sería un alcance tan cómodo y evitaría en muchas ocasiones que lo tuvieras que mirar.

Lo mismo ocurre en el trabajo. Si llegas a la oficina y dejas el teléfono debajo de la pantalla del ordenador, está tan accesible y tan a tu alcance que a la mínima distracción y casi sin que te des cuenta, lo estarás revisando. En cambio, si dejaras el teléfono en la chaqueta en el perchero o en un bolsillo de la mochila o la cartera, no lo tendrías tan a tu alcance y no te distraerías mirándolo constantemente.

Y todavía es peor el caso de las personas que cuando se van a dormir dejan el teléfono cerca de la mesilla, eso lo hacen porque desconocen “Los riesgos de dormir con el móvil encendido”.

El juego del adicto al móvil (BONUS)

adictos al movil

Cada vez es más normal salir a cenar a un restaurante y encontrarse a grupos de amigos en mesas que en lugar de estar hablando se encuentran todos mirando el teléfono. Yo y mi grupo de amigos también nos dimos cuenta de que nos ocurría esto mismo, salíamos a cenar para estar juntos pero parecía que estábamos más pendientes de los teléfonos que de nosotros mismos y es por ello que decidimos comenzar a jugar a este juego.

En cuanto nos sentamos en el restaurante cada uno dejamos el teléfono hacia abajo a nuestra derecha, durante todo el tiempo que dure la cena no podemos tocar el teléfono, si alguien lo hace tendrá que pagar después de cenar una ronda en un bar. Al principio, a lo largo de la cena había más de una persona que levantaba el móvil y al final acabábamos tomando más de una ronda. Pero poco a poco fuimos teniendo más cuidado y ya, en las últimas cenas, casi nadie toca el móvil y es por ello que disfrutamos más de la conversación.

Ponlo a prueba con tus amigos, te darás cuenta de que mirar el móvil es prácticamente un acto involuntario.

Imagen: Paul Oka

“Navarrico” de nacimiento asentado en Barcelona. Apasionado de la tecnología, el marketing, los viajes, el cine y las series de TV. Compagino mi trabajo con la escritura de artículos para blogs, y aunque parezca mentira, todavía me queda tiempo para disfrutar del resto de mis aficiones. Mi última creación blogger personal es Supercurioso.com, si sientes curiosidad te invito a que la visites.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here