Hoy queremos daros algunos consejos que os vendrán muy bien para esta noche de celebración, y porqué no, para cualquier celebración que empiece con un brindis de champán. Para los bebedores más “pro”, curtidos a base de vodka en mil fiestas y botellones, beber un par de copas de champán es poco más que un agua de Vichy. Pero ¿y los que no solemos beber mucho?. Nos gusta pillar el puntito, o como dirían las madres, “achisparnos”. ¡Pero ojo! el champán deja una resaca considerable, ya lo debéis saber. Las burbujas son grandes enemigas de nuestro organismo. ¿Sabéis como podéis combatirlas? Tomad nota.

Cómo evitar la resaca del champán esta noche vieja

champagne

El mejor remedio contra la resaca es no beber, pero como estoy segura que esa opción la descartaréis la mayoría, ya que esta noche es para celebrarla a lo grande, os daré algunos consejos para que no despertéis el día 1 con la sensación de haber pasado la noche en una centrifugadora.

1. Bebe lentamente.

Un consejo para prevenir la resaca del champán (o cualquier bebida alcohólica con burbujas), es que bebáis lentamente para que el alcohol llegue en menor cantidad a vuestro cerebro. Esto es aconsejable por el hecho de que nuestro organismo quema el alcohol a un ritmo de 30 mililitros por hora aproximadamente. Si le damos más tiempo para quemarlo bebiendo despacito, conseguiremos que llegue menos cantidad de alcohol a la sangre y al cerebro. Así que ya sabéis, tomároslo con calma (nunca mejor dicho) que la noche es larga.

2. Alterna el alcohol con sorbos de agua.

El alcohol es diurético, lo que significa que te hace orinar más, deshidratando tu cuerpo. Esto es una de las principales causas por la que al día siguiente tenemos sensación de sed, mareos y fuerte dolor de cabeza. ¿Cómo evitar esto?. Deja de vez en cuando la copa en la mesa y bebe agua, antes, durante y después de las copas. 

3. Llena tu estómago antes. 

Antes de empezar a beber, no olvidéis que se debe comer bien antes. Los alimentos retardan la absorción del alcohol. Aprovechad esta noche para llenaros el estómago antes de brindar, que seguramente la mesa estará llena de exquisiteces de todo tipo. Vuestro cerebro lo agradecerá y evitareis dolores de cabeza.

 4. Tómate un buen desayuno.

Finalmente, después de una noche de celebración, lo mejor para el organismo es tomarse un desayuno sano pero abundante antes de dormir. Esto puede hacer maravillas, creedme. Es la mejor manera de recargar tu cuerpo de energías.

¿Porqué no probáis con unas tostadas? Eliminarán el exceso de alcohol de tu organismo,  y si además le añades al desayuno unos huevos revueltos, aportarás proteínas y vitamina B ideales para tu cuerpo. Tampoco va nada mal tomarse alguna pieza de fruta fresca, ya que contiene un alto contenido en agua para rehidratarse, y vitaminas que nos aportarán energía.

Espero que os sean de gran ayuda estos consejos para esta noche especial. Desde Modo Eficaz os deseamos feliz año y prospero año nuevo. ¡A pasarlo bien!

giphy (1)

 

Fotografía: acearchie

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here