En un mundo hiper-conectado una conexión a internet lenta puede suponer una tortura, sobretodo cuando necesitas esta conexión para poder trabajar correctamente. Ya vimos en el artículo “5 trucos sencillos para potenciar tu señal de Wifi” algunas técnicas sencillas que te ayudan a mejorar la velocidad, una de ellas era no permitir que nadie te robe el wifi, pero ¿Cómo se si me están robando el wifi?

En este artículo quiero profundizar en este punto, quiero ayudaros a saber si un vecino un poco gorrón se está aprovechando de vuestra conexión que con tanto esfuerzo pagas mes a mes. Además, también daré un par de consejos muy rápidos para que si detectas “vecinos” no deseados en tu conexión, puedas cerrarles el acceso para siempre.

¿Cómo saber si me roban el Wifi?

¡Robar el Wifi es algo facilísimo! Por eso tienes que protegerte. Existen decenas de aplicaciones móviles que ayudan a conseguir las claves de la mayoría de los routers comerciales, y es que las contraseñas que vienen pre-configuradas son muy poco seguras. De todos modos hay que tener en cuenta que robar el wifi (al menos en España) está considerado como un delito y puede conllevar sanciones.

Hay mucha gente que aunque sospecha que le están robando el Wifi no hace nada para solucionarlo, el problema es que además de un descenso de la velocidad de conexión, que te roben el wifi puede tener implicaciones mucho mayores como por ejemplo que cometan delitos a través de tu conexión (descargar pornografía infantil, compra-venta de artículos ilegales…) e incluso puede facilitar que roben tu propia información.

Para saber a ciencia cierta si te están robando el Wifi tienes que acceder a tu router. Todos (o casi todos) los routers tienen un panel de administración en el que se pueden hacer algunas configuraciones como cambio de contraseñas, de frecuencia o ver los equipos conectados al router (que es lo que nos interesa en este momento). Para acceder a él tendrás que introducir en la barra de tu navegador la ip de tu router (normalmente: 192.168.1.1 ) , puedes buscar en las instrucciones cuál es o directamente en google poniendo el modelo del router y la compañía que te provee el internet. Te pedirá un nombre de usuario y contraseña, si no los has cambiado nunca también podrás encontrar en las instrucciones o google cuáles son los de tu router.

Una vez dentro del panel del router, habitualmente en la pestaña LAN y dentro de LAN, DHCP encontrarás un listado con todos los equipos conectados en ese momento a tu router. Puedes ir desconectando los tuyos progresivamente hasta el punto que no debería quedar ningún dispositivo conectado en ese listado… En el caso de que lo haya ¡Te están robando el WiFi!

¿Cómo evitar que me roben el Wifi?

Ahora unos sencillos pasos para evitar que te roben el Wifi. Cuantos más de estos pasos lleves a cabo, mayor será la seguridad de tu red.

1. Cambiar los datos de acceso al router

Si has accedido en el paso anterior al panel del router, te habrás dado cuenta de que el nombre de usuario y la contraseña suelen ser muy simples y de poca seguridad tal y como vienen de fábrica. Normalmente admin, 1234 o una combinación de ambos.

Dentro del panel de tu router podrás cambiar este usuario y contraseña, así estarás poniendo el primer muro para que usuarios avanzados no puedan conectarse a tu router y hacer los cambios que ellos quieran.

2. Cambiar la contraseña de tu Wifi

Dentro del panel del router podrás cambiar la contraseña del router que viene por defecto. Cada vez los routers traen contraseñas más difíciles de descifrar, pero ha habido muchas ocasiones en las que se ha conseguido descubrir el algoritmo que las genera y por lo tanto es fácil encontrar todas las contraseñas de un mismo router.

Tienes que comprobar que las opciones de contraseña sean WPA2 o por lo menos WPA (que son las más seguras). Al cambiar la contraseña utiliza mayúsculas, minúsculas, símbolos y números. Si no quieres complicarte puedes buscar en internet algún generador de claves WPA2 o WPA.

3. Cambia el nombre de la red

La mayoría de los routers crean una red Wifi con un nombre predefinido. Las aplicaciones móviles que roban las contraseñas de las conexiones Wifi buscan estos nombres predefinidos para saber que tipo de router hay detrás y poder comenzar a probar contraseñas.

En el panel del router también puedes cambiar el nombre de la red. No pongas datos personales, invéntate cualquier cosa que se te ocurra.

4. Guarda los cambios

Después de haber hecho todos estos cambios, tendrás que guardarlos para que se hagan efectivos. Como has cambiado la contraseña y el nombre de red, deberás volver a conectar, con los datos nuevos, todos tus dispositivos para que puedan acceder a internet.

A partir de este momento disfrutarás de una conexión a internet, mucho más segura y fuera del alcance de vecinos gorrones.

Imagen: Alejandro Giacometti

"Navarrico" de nacimiento asentado en Barcelona. Apasionado de la tecnología, el marketing, los viajes, el cine y las series de TV. Compagino mi trabajo con la escritura de artículos para blogs, y aunque parezca mentira, todavía me queda tiempo para disfrutar del resto de mis aficiones. Mi última creación blogger personal es Supercurioso.com, si sientes curiosidad te invito a que la visites.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here