A veces nuestro cuerpo se niega a dormir por muy cansados que estemos. La sensación de meterse en la cama y dar vueltas y vueltas sin poder descansar es muy agobiante y genera una ansiedad que precisamente no ayuda a mejorar las cosas. Si te ocurre esto a menudo, con este artículo descubre cómo combatir el insomnio de manera rápida.

Cómo combatir el insomnio

1. Mantén una rutina de sueño

Acostarse y despertarse cada día a una hora diferente, hace que nuestro cuerpo se vuelva un poco loco al intentar determinar nuestras horas de sueño. Si mantienes una rutina y te acuestas y levantas todos los días a las mismas horas, tu organismo será capaz de prepararse mejor por las noches para descansar y dormir.

2. Duerme lo suficiente

Cada persona es diferente y necesita unas horas de sueño diferentes. Debes encontrar cuantas horas necesitas tú y no excederte ni quedarte corto cuando duermas. Lo normal suelen se 8 horas de sueño diarias. Si un día duermes 11 horas, será normal que a la noche siguiente te cueste conciliar el sueño ya que habrás roto tu ciclo.

3. Haz ejercicio durante el día

Hacer ejercicio durante el día y mantener una actividad física adecuada nos ayudará a descansar mejor por las noches. Nuestro cuerpo estará más cansado y le será más fácil desconectarse.

4. Ten cuidado con la cafeína

La cafeína afecta a las personas de diferente manera. Hay algunos que son capaces de tolerarla muy bien mientras que otros con tan sólo una taza de café ya no pueden dormir. Si sufres habitualmente insomnio, debes tener cuidado con todas aquellas bebidas que tienen cafeína y evitarlas siempre que puedas.

5. Evita las comidas grasas antes de acostarte

Los alimentos muy grasos provocan digestiones lentas y pesadas. Si nos vamos a dormir con el estómago muy lleno y todavía haciendo la digestión nos será más difícil dormir.

6. Olvídate del móvil 

Las pantallas de los teléfonos móviles y otros dispositivos electrónicos emiten una luz que interfiere con la producción de melatonina, una hormona que regula nuestros ciclos de sueño. Si miramos fijamente a estas pantallas antes de acostarnos, tardaremos mucho más en dormirnos.

7. Relájate y respira

El estrés y la ansiedad son dos trastornos que pueden destrozar nuestros ciclos de sueño. Para poder dormir debemos primero relajarnos, para ello podemos meditar y controlar nuestra respiración con técnicas como la 4-7-8 sobre la que ya hablamos en otro de nuestros artículos. Respira profundamente, deja en blanco tu mente e intenta relajarte, sin que te des cuenta poco a poco te estarás durmiendo.

¿Padeces de insomnio? ¿Qué otras técnicas te ayudan a conciliar mejor el sueño? Déjanos un comentario y sigue el debate en las redes sociales.

La-técnica-4-7-8 App

 

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here