Si algún domingo te has levantado sin saber muy bien qué hiciste la noche anterior, con un dolor de cabeza enorme y has visto fotos tuyas vergonzosas en Facebook… este artículo es para ti.

Hoy te mostramos varios trucos y cosas que debes tener en cuenta la próxima vez que salgas de fiesta. Verás como es bastante sencillo beber alcohol, disfrutar de la fiesta y no sufrir consecuencias desagradables.

¡Empezamos!

1. Conócete mejor

El primer paso imprescindible para no pillar la borrachera del siglo es determinar cuál es tu límite; ese punto perfecto en el que llevas el suficiente alcohol dentro como para estar pasándolo genial, pero sin estar realmente borracho. Si recuerdas que el mes pasado saliste, te bebiste 5 copas y aunque estabas animado y pasándolo bien no te emborrachaste; pero que ayer bebiste 8 copas y no recuerdas ni con quién saliste de fiesta… ya conoces más o menos tu límite.

También es importante que sepas qué tipo de bebidas te sientan mejor y cuáles peor. Hay quien con 2 cervezas ya está muy animado y a otros les sube rápidamente por ejemplo una copa de cava. Este tipo de cosas las irás aprendiendo con la experiencia… así que no te preocupes, acabarás entendiendo cómo el alcohol afecta a tu cuerpo.

2. No bebas solo

Puede sonar raro, pero está demostrado que cuando bebemos solos somos menos conscientes de si estamos llegando a nuestro límite. Al beber acompañados, puedes comparar (incluso de forma inconsciente) si estás bebiendo más que tus amigos, por ejemplo. Además, si te juntas con buena gente, ellos mismos te avisarán de que quizás empiezas a pasarte de copas.

3. Mejor no mezclar

Otro punto importante para evitar borracheras es no mezclar bebidas. Lo ideal sería que te decantaras por un tipo de bebida y seguir con ello toda la noche.

Se aconseja por ejemplo no mezclar bebidas espumosas o gaseosas con las que no lo son… por ello, la gente que no se emborracha jamás, justo se emborracha en la fiesta de año nuevo porque mezcla champán con otros alcoholes. Así que vigilad con eso.

4. Cena bien

Un estómago lleno hará que todo el alcohol que ingieras se procese mejor por tu cuerpo. Cada vez que sepas que vas a salir de fiesta, cena bien o llévate algo de comida para picar antes de beber.

Eso sí… cuidado con comer mientras bebes. A mucha gente le sienta muy mal mezclar comida y alcohol y pueden llegar a marearse, vomitar y tener que volver a casa antes de tiempo. Lo ideal es que cenes muy bien una

5. Bebe poco a poco

Lo aconsejable sería beber una copa a lo largo de 1h. Así el cuerpo va asimilando el alcohol poco a poco y no de forma agresiva. Tu cuerpo y tu bolsillo te lo agradecerán.

Además, si eres propenso a tener resaca, deberías plantearte beber agua entre copa y copa. La resaca es (básicamente) la deshidratación del cuerpo producida por una ingesta de alcohol alta. Por explicarlo rápidamente… el alcohol funciona como un diurético ya que inhibe la producción la hormona encargada de ordenar a los riñones que retengan agua en nuestro cuerpo. Por tanto, el alcohol hace que tengamos más ganas de orinar (¿verdad que os ha pasado?) y entre la orina y el sudor del baile por ejemplo, perdemos mucha agua. Si nos acostumbramos a beber agua a lo largo de la noche, nos podemos ahorrar una gran resaca.

Recordad que el exceso de alcohol no sólo provoca pérdida de recuerdos de ‘qué hice anoche’ o grandes resacas… Beber en exceso es muy perjudicial para tu hígado en particular y tu cuerpo y mente en general. Pásalo bien, bebe con moderación y sobre todo disfruta de la fiesta y la compañía.

amigos

Imagen: Jeremy LimRenata F. Oliveira

Dejar respuesta