Aunque parece que poco a poco la sociedad se va concienciando de la importancia que tiene la reducción de la producción y del consumo de plásticos para el medio ambiente, aún queda mucho por hacer en todo el mundo, y muy especialmente en España, que es el cuarto país de la Unión Europea con mayor demanda de plásticos. Por suerte, empresas como Viaconto, se suman a la iniciativa del reciclaje facilitando una lista con consejos prácticos para saber cómo ahorrar en plásticos de una forma práctica cada día.

10 Formas para ahorrar en el consumo de plástico

1. Sustituyendo el uso de las bolsas de plástico por bolsas reutilizables de tela. El ritmo de compra al que todos estamos sometidos es prácticamente diario e imparable. Lo ideal es acostumbrarse a llevar siempre al menos una bolsa de tela en el bolso o en la mochila. La mayoría se pueden comprimir para que no ocupen casi nada de espacio.

2. Comprando la comida a granel para evitar el exceso de empaquetado. No hay que dejar de reconocer que los supermercados no lo están poniendo nada fácil, pero priorizando siempre la compra a granel se pueden evitar muchísimos envases de plástico y poliestireno innecesarios. El mercado suele ser la mejor alternativa.

3. Comprando productos que estén envasados en recipientes de vidrio. No cabe la menor duda de que la industria está abusando en exceso del consumo de plásticos para la elaboración de sus envases. El vidrio puede reciclarse en su totalidad, por lo que si todos intentamos priorizar el consumo de aquellos alimentos que están envasados en recipientes de vidrio, quizás logremos tener alguna repercusión.

4. Viajando con productos para la higiene propios. Todos los productos de amenities que ofrecen los hoteles suelen presentarse en envases de plástico. Si todos nos acostumbramos a reutilizar nuestros propios recipientes de viaje, lograremos tener algún impacto.

5. Evitando el uso de pajitas. Seguro que nunca te lo habías planteado, pero las pajitas son completamente innecesarias, y además, generan un daño incalculable.

6. Evitando el consumo de agua embotellada. O al menos, si no quedara otro remedio, intentando comprar las botellas más grandes, para evitar consumir más cantidad de menor tamaño. Lo ideal es tener un grifo para filtrar el agua y rellenar botellas de vidrio o de algún otro material reutilizable, como por ejemplo el acero inoxidable.

7. Eliminando la cafetera de cápsulas de nuestras vidas. No son biodegradables y son muy difíciles de reciclar. Piensa que por cada 6 gramos de café, se están utilizando 3 gramos de envoltorio, unas cifras verdaderamente insostenibles.

8. Usando champú y geles sólidos sin envase. Los productos estéticos y para el cuidado de la higiene generan una gran cantidad de envases de plástico, por lo que no estaría de más probar productos que ayuden a reducir estas cifras.

9. Evitando comprar más cosas de plástico sin antes pararnos a pensar si realmente lo necesitamos. El ejercicio es realmente sencillo, si la respuesta es negativa, no lo compres.

10. Difundiendo la palabra y reciclando. Concienciar a nuestros familiares y amigos y predicar con el ejemplo es la clave.

Ahorrar en plásticos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here