Si alguna vez has tenido la sensación de no resultar interesante a las personas que conoces. ¡No te preocupes! Hay muchas formas de convertirse en una persona más interesante y en este artículo te contamos las 8 mejores.

8 Formas de resultar una persona más interesante

Ser una persona interesante requiere fundamentalmente de dos variables: La primera es tener cosas interesantes que contar y la segunda saber como contar estas cosas. Si a este eje fundamental le añadimos un poco de carisma y un poco de saber como tratar a las personas, conseguiremos nuestro objetivo.

Para entrenar estas habilidades puedes seguir los siguientes puntos:

1. Haz las preguntas correctas

Cuando hablas con otras personas debes aprender a hacer las preguntas correctas que te lleven a conocer sus intereses, pasiones y estilo de vida. Sólo conociendo estas preguntas podrás desarrollar los mejores temas de conversación que te permitan establecer una verdadera conexión con tus interlocutores.

2. Interésate tu primero

Relacionado con el punto anterior está la necesidad de interesarse uno primero. Normalmente, a las personas les gusta sentir la atención de otras personas, sentirse escuchados y por lo tanto valorados.

Si nosotros tomamos una actitud de interés hacia las personas con las que hablamos estaremos creando una predisposición en ellos para que tomen esa misma actitud por nosotros.

3. Lee mucho

Cómo hemos comentado al principio del artículo, “tener cosas interesantes que decir” es una de las claves para resultar más interesante.

Leer es una gran fuente de conocimientos de todo tipo que podemos desarrollar más adelante en una conversación. La cultura general y específica que aporta la lectura te permitirá encontrar muchos más tópicos en confluencia con los gustos de tus interlocutores y por lo tanto podrás tener conversaciones mucho más interesantes para todos.

Por supuesto debemos tener en cuenta los gustos y pasiones de las personas con las que hablamos, ya que para nosotros lo que puede ser un tema interesante para otros puede suponer un tema de lo más aburrido.

4. Desarrolla nuevas habilidades

Desarrollar nuevas habilidades como tocar un instrumento, aprender a cocinar o programar son también formas interesantes de crear historias para conectar con otras personas.

Estas habilidades te harán todavía más interesante ya que las personas que las descubran verán en ti una fuente soluciones e inspiración.

5. Viaja

Viajar es una fuente inagotable de experiencias e historias. No hay nada más interesante que coincidir en haber visitado un destino con la persona con la que estás hablando y tener a partir de ese momento un buen tema de conversación.

Del mismo modo, si una persona planea viajar a un sitio que tú ya has visitado, verá en ti una importante referencia de consejos y guía para la visita de ese lugar.

6. Aprende a contar historias

Ya hemos dicho que la forma de contar cosas es igual de importante que tener cosas que contar. Ser un buen contador de historias no es fácil. Si no se te da muy bien contar historias que “enganchen” a tu público tendrás que aprender a hacerlo poco a poco.

El consejo inicial es no contar las cosas como te vienen a la cabeza. Muchas veces las ideas que tenemos claras en nuestra cabeza y que a nosotros nos suenan muy bien, cuando las decimos no las expresamos con la misma claridad y dejan de sonar tan bien como pensábamos. Antes de contar algo es conveniente reflexionarlo un poco y buscar la mejor manera crear la historia.

7. Se curioso

Ser curioso, preguntarse el por qué de las cosas y explorar todo lo que te rodea es una magnífica forma de retroalimentarse para ser más interesante. Mantener una mentalidad curiosa nos ayuda a comprender el mundo desde diferentes perspectivas y a no cerrarnos en banda ante cualquier opinión.

8. Vive experiencias

Las personas tienden a considerar más interesantes a aquellas personas que más experiencias han vivido. En este caso podríamos entender como experiencias a todas aquellas actividades que se salen de lo habitual y que solemos recordar el resto de nuestras vidas.

Por poner unos ejemplos podríamos entender por experiencia desde lanzarse en paracaídas en un avión, hasta participar en una obra de teatro profesional.

Ahora pon en práctica estos consejos y comienza a “cultivar” tu lado más interesante. ¿Conoces algún otro truco para convertirte en una persona interesante? Compártelo con nosotros y así lo podremos mencionar en futuros artículos.

Si te ha gustado este artículo no te pierdas “5 trucos para salir espectacular en las fotos”

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here