Lamentablemente, vivimos rodeados de personas que mienten. Disfrazar, maquillar u omitir la realidad es una actitud muy común cuando uno cree que la verdad pura y dura en alguna determinada situación sólo puede afectar negativamente. Todos, o casi todos, hemos mentido en alguna ocasión y quien esté libre de pecado, que tire la primera piedra. Pero bien, tenemos que decir que la mentira NUNCA es la mejor opción.

A pesar de que exista un tipo de mentiroso patológico, que miente por sistema y hace del engaño su forma de vida, y otros que lo hacen de forma esporádica o “piadosamente”,  el lenguaje corporal suele hablar más que las palabras. Nuestros gestos siempre revelan nuestras emociones, y al contrario que las palabras, no mienten. Así que hoy, para ayudaros a identificarlos, os mostramos 7 características comunes en los mentirosos.

Untitled-2

7 trucos para pillar a un mentiroso:

1. El mentiroso suele repetir la pregunta que le has hecho.

Una de las cosas que les suele poner más nervioso al mentiroso/a en cuestión, es que le pilles “en bragas”, dicho mal y pronto. Es decir, que les pilles desprevenido y sin ninguna excusa/mentira lista para engatusarte.

Por eso, uno de los primeros procedimientos para pillar la mentira es lánzarle una pregunta directa al sospechoso y observar detenidamente la reacción. Cuando le haces una pregunta sencilla a una persona y ésta te responde repitiendo la misma pregunta que le acabas de hacer, como si no te hubiese escuchado, probablemente sea porque esté haciendo tiempo para saber qué contestar. Para inventar una coartada.

Un ejemplo:

– Blanca: “¿Dónde estuviste tú anoche?”

– Pablo: “¿Cómo?, ¿Que dónde estuve anoche?, ¿Me lo preguntas a mí?“

2. Una persona que miente evitará el contacto visual.

La mirada es el espejo del alma, y eso todos lo sabemos. El mentiroso evitará mantener contacto visual porque teme ser descubierto a través de los ojos o sus gestos faciales. Suelen mirar hacia un lado o hacia arriba para pensar sus respuestas. También es frecuente que pestañee mas de lo normal, un claro signo de ansiedad.

tumblr_m9ph8do0C11qk7gsr

Sin embargo, hay que tener en cuenta que esta pista no es 100% fiable, ya que hay muchas personas tímidas que les cuesta mirar a los ojos cuando hablan con alguien. Pero si tu conoces bien a la persona que te está mintiendo supuestamente, sabrás si es normal o no ese tipo de comportamiento en él/ella.

3. Aumenta las pausas entre cada palabra.

En sus respuestas se mostrará poco conciso y hará pausas entre palabras, dejando margen de tiempo para pensar. Normalmente una persona sincera es directa, habla sin tapujos ni mierdos. Pero cuando tiene algo que esconder y no sabe muy bien cómo, intenta ganar tiempo y pensar mejor las respuestas.

4.  Gesticulación de las manos poco natural.

La gesticulación de las manos es un buen revelador de emociones. El mentiroso actúa de varias maneras posibles:

– Esconde las manos en los bolsillos o detrás de la espalda, para no gesticular. También puede cruzar los brazos, todo con tal de no expresar nada mediante la gesticulación de brazos o manos.

– Una variante de la anterior, es mantener las manos ocupadas jugando de forma nerviosa con el pelo o tocándose el lóbulo de la oreja, pero con el mismo objetivo de no gesticular.

Gesticula de forma poco natural, diferente a como lo suele hacer y poco acorde a lo que está diciendo.

liar-liar-i-cant-lie-o

5. Se pone a la defensiva.

Ponerse a la defensiva es también una reacción muy recurrente por parte de los mentiros@s. Se muestran ofendidos por poner en duda su palabra, e incluso muchos tratan de darle la vuelta a la tortilla. Es decir pretenden que te sientas mal por haberles acusado de mentir, y desviar de este modo la atención. No quiere decir que una persona que se se ponga a la defensiva no esté siendo injustamente acusada, puede ser el caso, por eso es importante observar bien si junto a esta actitud aparecen también los otros rasgos, nerviosidad, desvío de mirada, etc..

6. Su expresión física será rígida y limitada.

Sentirse incómodo al mentir es una reacción natural. Esta incomodidad provoca que cuando las personas mienten su expresión sea mas rígida, les cueste más sonreír de forma natural y además se comporten de forma menos amistosa. Responderán de forma mas seca o escueta y  tratarán de cambiar de tema con rapidez. Es sumamente fácil notar cuando una persona no se encuentra cómoda hablando de según que cosas, si a esto le sumas rigidez de gestos y sonrisa forzada, muy probablemente os estén mintiendo.

 

giphy

7. Su sonrisa no es natural.

Cuando alguien sonríe de forma natural se le forman arrugas en las comisuras de los ojos, como la llamada sonrisa Duchenne. Sin embargo, cuando alguien fuerza una sonrisa sin sentir realmente esa emoción, los ojos quedan intactos, sin expresión alguna.

fakesmile

 

Sin embargo, hay que tener en cuenta que esto no es una ciencia exacta. Hay comportamientos que he mencionado anteriormente que pueden significar que la persona no está cómoda con la conversación, que se siente atacada injustamente o simplemente que no esté de humor para hablar. Cada persona es un mundo y las reacciones no significan en todos lo mismo. Trata de usar estos signos sólo como un “refuerzo” de tus sospechas. Lo importantes es conocer bien a la persona, ser muy observador y paciente. Tarde o temprano se acaban delatando, y muchas veces ellos mismos se delatan. Como dice el dicho, se pilla antes a un mentiroso que a un cojo.

7 Comentarios

  1. No dejo de leer en diversos sitios eso de que, citando el texto literalmente, “cuando alguien fuerza una sonrisa sin sentir realmente esa emoción, los ojos quedan intactos, sin expresión alguna”, incluso afirmando que es un método infalible para distinguir una sonrisa falsa de una verdadera. No soy actriz profesional, pero yo soy capaz de sonreír contrayendo los ojos y haciendo que se me formen esas arrugas propias de una sonrisa natural sin ningún problema, incluso me resulta más sencillo sonreír así, por falso que sea, que no mover en absoluto los orbiculares y demás músculos que rodean los ojos.

    • Hola Isabel,

      Primero decir que dudo que puedas encontrar citado literalmente esta frase: “cuando alguien fuerza una sonrisa sin sentir realmente esa emoción, los ojos quedan intactos, sin expresión alguna”, ya que es un razonamiento que he hecho yo como opinión personal. Siempre basándome en estudios que se han hecho anteriormente, claro está. No me he inventado nada. Hay infinidad de estudios científicos sobre lenguaje corporal que intentan explicar el tema de la mentira. Pero personalmente, no creo que sea “infalible”. Como he dicho no es una ciencia exacta, desde mi punto de vista. Porque cada persona es un mundo. Pero la verdad es que se nota mucho una sonrisa falsa de una sincera (al menos yo las distingo). Puede ser que tu sepas sonreír creando esas arrugas, no digo que sea imposible en ningún momento, pero si que es verdad que cuando no sonríes de verdad, el gesto que haces con la cara no es igual de natural que cuando sonríes de forma natural. ¿No opinas lo mismo?

  2. En realidad, según varios libros que he leído al respecto, la mayoría de las personas que mienten miran a la persona a la que le hablan a los ojos para evitar ser atrapados con la mentira y que ésta tenga credibilidad y seguridad.

    • Hola Natalí,
      Es interesante lo que comenta. Supongo que es un tema muy subjetivo. Es cierto que se han hecho muchos estudios, y se han planteado diferentes teorías, algunas de ellas contradictorias. Pero lo verdad es que el único que sabe si realmente está mintiendo al 100% es el propio mentiroso. Después hay pistas que te pueden inducir si lo hace o no, pero como se basa en comportamientos fisiológicos -debido a los nervios del mentiroso-, y cada persona actúa de un modo diferente, no se puede aplicar la misma teoría de forma generalizada a todo el mundo. ¿No cree? Habrá quien mirará a los ojos para disimular y quién no se atreva a mirar. Por eso es importante conocer a la persona que supuestamente te está mintiendo. Para saber a ciencia cierta si su comportamiento es falso o real.
      Gracias por compartir con nosotros tu opinión.
      Un saludo

  3. Pues no existe una adiccion a reir y menos hasta llorar.. pero es genial porque la risa se ocupa para justamente evitar o curar adicciones.. se llama Risoterapia. Es muy buena. Y buen articulo. Tienea mucha razon. (Sonrisa finjida) jajajaja ntc.

  4. tengo una amiga miente hasta por hablar me vuelvo loco, enfermo, triste, impotente de no poder hacer nada pienso que jusgo sin sentido o en exceso y a los dias compruebo que lo que suponia es realidad que me estaba mintiendo,cada dia le tengo mas compasion, pena y hasta le quiero pienso que siguiendo con ella podria cambiar su conducta pero cada dia me siento mas frustado y mas profundamente metido hasta las patas y cuando pienso que es facil sacarlas estoy mas enredado que no se como desligarme, pienso que la unica manera es peleandome para no poder seguir con su amistad y la unica manera de safarme y aunque luego pienso que me hace falta su amistad y me siento culpable de su infortunio de sus problemas de no haber hecho algo por ayudarla, intente ayudarla con un sicologo al comienso se mostro que era necesario y luego perdio el interes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here