¿Eres de esas personas que aprietan el botón Snooze del despertador todas las mañanas? ¿Llegas al trabajo con cara de Zombie y hasta que no te tomas un café no te activas? En este artículo te proponemos 7 hábitos matutinos que te ayudarán a mejorar la productividad del resto del día.

Si piensas que no vas a ser capaz de llevar esta rutina durante mucho tiempo, no te preocupes, inténtalo durante 30 días y verás que no querrás volver a tu rutina anterior. ¡Adelante, comenzamos con el punto número uno!

7 hábitos matutinos para mejorar la productividad

1. Despiértate 20 minutos antes

Está comprobado que el rendimiento de una persona es mucho mayor por las mañanas que por las noches. Aunque pueda resultar duro al principio, es mejor despertarse todas las mañanas 20 o 30 minutos antes, aunque sea a costa de acostarse más temprano.

Estos 20 minutos pueden generar un gran rendimiento si se aprovechan de forma eficaz: conseguirás activar tu cuerpo y tu mente, tener un día más productivo y ser un poquito más feliz. Podrás hacer un poco de ejercicio, meditar sobre los objetivos del día y disfrutar adecuadamente del desayuno.

La Universidad de Toronto realizó un estudio en 2013 publicado por la revista Emotion que reveló que los madrugadores reportan mayores niveles de satisfacción, bienestar y productividad. Esto se debe a que su reloj biológico se adapta más rápido a las actividades sociales posteriores.

Y es que ya lo decían nuestros abuelos: “A quién madruga dios le ayuda”.

2. Despierta con música

La mañana es la parte del día en la que nuestro organismo está más predispuesto a la estimulación de nuestro entorno, es por ello que las mañanas son un buen momento para meditar, reflexionar y escuchar música. Muchos estudios revelan que escuchar música tiene grandes beneficios en nuestro desarrollo personal.

Despertarse todas las mañanas con música potencia el razonamiento abstracto, mejora la capacidad de aprendizaje y reduce la ansiedad. Casi todos los estilos musicales aportan dichos beneficios, pero la música instrumental y la música clásica son las más avaladas por los estudios de universidades de todo el mundo.

3. Haz la cama todos los días

Aunque parezca algo trivial, hacer la cama todos los días es un hábito muy beneficioso y que puede ayudarnos a mejorar la productividad. Las madres no son las únicas que opinan esto, los cuerpos militares dan buena fe de ello y es lo primero que hacen todas las mañanas.

Y esto tiene un sentido lógico, y así es como lo explicó en la Universidad de Texas el Almirante McRaven (de la Marina de los Estados Unidos):

“Si haces la cama todos los días, estarás despertando continuamente con una tarea cumplida. Esto aporta un pequeño sentimiento de orgullo que te empujará a realizar la siguiente tarea y la siguiente después de esta”

Al final del día, podrás comprobar como una pequeña tarea completada se habrá convertido en muchas tareas completas. Además, hacer la cama, refuerza el hecho de que las pequeñas cosas también importan”

Aquí podéis ver el video del Speech completo:

4. Prepara la ropa que te vas a poner la noche anterior

Uno de los factores que más hacen procrastinar a las personas por las mañanas es el no saber qué ropa se van a poner ese día. Nos hace quedarnos en la cama más tiempo del necesario, vagueando y dándole vueltas a la cabeza sobre qué nos vamos a poner. Por este motivo es muy importante prepararse la ropa la noche anterior. Despertarás y no tendrás excusa para vestirte y comenzar con energías la mañana.

5. Haz un poco de ejercicio

Si acostumbras a tu cuerpo a hacer un poco de ejercicio todas las mañanas, el cuerpo se acostumbrará a activarse y prepararse para el día antes de la hora en la que suene el despertador. Es un hábito clave para mejorar la productividad.

Tendrás un despertar menos traumático y más enérgico. Las hormonas se habrán preparado para la regulación sanguínea y el bombeo del corazón, de este modo también evitaremos complicaciones cardiacas.

Y por si esto fuera poco, también tendrás todos los beneficios adicionales que tiene el hacer ejercicio a cualquier hora del día y que ya de sobras conoces.

6. Relájate y medita sobre las tareas del día

Después de haber realizado un poco de ejercicio, tómate 10 minutos, relájate y piensa en las tareas que tienes que realizar a lo largo del día.

Hacer una priorización mental o en una checklist de las tareas diarias, te ayudará a mantener los objetivos a la vista

Ahora que ya te has relajado y organizado, es momento de ducharse, vestirse y tomar un desayuno sano que te recargue de energía.

7. No enciendas el móvil hasta después de haberte duchado, vestido y desayunado

Ya estás listo para enfrentarte a un nuevo día. Puedes encender tu móvil y comenzar con tu rutina, notarás que estás más fresco, con más energía y con ganas de comerte el mundo. No enciendas el móvil hasta este momento ya que es una fuente de distracciones que te hará olvidar tu objetivo.

No olvides que ya has completado las primeras tareas del día, ahora solo es cuestión de continuar completando tareas, al final del día te darás cuenta de lo productivo que has sido.

Entonces ¿Te animas a probar esta rutina durante 30 días? ¡No lo dudes! Si lo haces, cuéntanos tu experiencia y dinos si has conseguido mejorar la productividad de tu día a día. Y si te ha gustado este artículo, compártelo con tus amigos en Facebook, Twitter o Google +.

También te puede interesar leer la rutina matinal de gente de éxito como Richard Branson en este artículo.

Imagen: MattysFlicks

"Navarrico" de nacimiento asentado en Barcelona. Apasionado de la tecnología, el marketing, los viajes, el cine y las series de TV. Compagino mi trabajo con la escritura de artículos para blogs, y aunque parezca mentira, todavía me queda tiempo para disfrutar del resto de mis aficiones. Mi última creación blogger personal es Supercurioso.com, si sientes curiosidad te invito a que la visites.

6 Comentarios

  1. Excelentes recomendaciones la verdad, pero el ítem de hacer la cama cada mañana es contradictorio con un articulo que he visto aqui anterioremente titulado “hacer la cama es malo para la salud” entonces ¿que sería lo mas adecuado realmente?

Dejar respuesta