¿Quieres que tus hermanos o hermanas presuman de tener la mejor hermana del mundo? Hoy te traemos unos consejos para ser la hermana más dulce, comprensiva y divertida del mundo.

1. Ayúdales a forjar su personalidad

Conviértete en esa figura a copiar para tus hermanos. Enséñales a sacar lo mejor de ellos mismos y a que no finjan ser quien no son. Aprenderán de ti a ser únicos, especiales y personas con personalidad y carácter. Te lo agradecerán.

2. Comparte con ellos

Aprender a compartir es algo que nace en el hogar y sobre todo entre hermanos. No sólo hablamos de compartir los juguetes o ropa de pequeños, sino que aprendas a compartir tus sentimientos, alegrías y consejos con tus hermanos.

3. Que puedan tener contigo una conversación de verdad

Si encuentran en ti a alguien con quien abrirse, contar sus penas y alegrías, pedir consejo o simplemente poder hablar contigo sobre la vida, tendrás mucho que ganar. Tus hermanos o hermanas necesitan saber que tienen a alguien en casa a quien pueden acudir.

4. Formad un buen equipo

Los buenos hermanos forman grandes equipos juntos. Para hacer tareas del hogar, para pasar un buen rato viendo una peli o incluso os podéis unir para ir en contra de vuestros padres (ya que muchas veces os mandan hacer cosas que no os apetecen o no os gustan).

5. Ofréceles tu perspectiva

Sobre todo si eres la hermana mayor, tienes mucho que enseñarles a los pequeños. Sólo por el hecho de haber experimentado la vida durante más años, puedes ayudarles dándoles tu opinión. Las chicas o los chicos necesitan de su hermana mayor para hablar de amores, problemas en el colegio, alguna riña con los amigos, etc.

6. Sé su mejor amiga

Para ser la mejor amiga de tus hermanos deberás generar confianza en vuestra relación. Comienza por no jugzarles, no reírte de sus problemas (aunque a ti te parezcan tonterías para ellos es importante), estar siempre a su lado cuando necesiten ser escuchados y sobre todo saber cómo animarles y dejarles más tranquilos.

7. Nunca te enfades de verdad

A veces entre hermanos se riñe (se riñe mucho), pero eso no significa que esos roces sean importantes. Debes aprender a poner el punto y final a las riñas y no dejar que la cosa avance. No querrás estar enfadado con tu hermano o hermana durante días, sin hablaros y mirándoos mal. No te enfades de verdad con ellos y trata de ser quien encienda la pipa de la paz.

Como veis, nadie dijo que fuera fácil, pero vale la pena tener relaciones fuertes con los hermanos porque a largo plazo lo vais a agradecer. La familia siempre estará ahi.

mayores

Imagen: PatrickJeremy Hiebert

Dejar respuesta