Es normal que conforme pasa el tiempo en un mismo puesto de trabajo vayamos perdiendo motivación: La rutina y el cansancio pueden hacer mella y nuestra productividad puede perderse junto con nuestra motivación.

En este artículo queremos presentarte 6 formas efectivas de recuperar la motivación en el trabajo de manera que también puedas mejorar tu productividad y alcanzar una mayor felicidad al comprobar que con menos trabajo consigues mejores resultados.

6 Formas efectivas de mejorar tu motivación en el trabajo

1. Recuerda qué es lo que más te gusta de tu trabajo

En ocasiones el ser humano tiende a centrarse en los aspectos más negativos de la vida ya que a los positivos les damos menos importancia y pensamos menos en ellos. En el trabajo puede pasarnos esto mismo: Centrarnos en las cosas que no nos gusta y obviar las que más nos agradan.

En un caso así conviene parar un momento a reflexionar y determinar todas aquellas cosas que nos motivan, nos gustan y nos hicieron acceder a dicho trabajo. Desde el horario a los compañeros pasando por la remuneración, haz una lista con todas aquellas cosas que te gustan y céntrate en ellas.

2. Busca nuevas responsabilidades o tareas

La rutina es uno de los principales causantes de la falta de motivación. Si este es tu caso puedes intentar hablar con tu jefe, comentarle la situación y pedirle nuevas responsabilidades que te permitan seguir desarrollándote dentro de la compañía.

3. Márcate unas metas

En conjunción con el punto anterior debes marcarte unas metas a corto y largo plazo. ¿Te gustaría acceder a un puesto superior dentro de la compañía? Entonces debes establecer las acciones que consideres necesarias para poder ir poco a poco convirtiéndote en la persona ideal para ese puesto.

El tener una meta clara y definida te ayudará a luchar por ello e ir todos los días al trabajo con una dosis extra de motivación.

4. Haz pausas y descansa

Estar 8 horas seguidas trabajando con un buen nivel de productividad es físicamente imposible para un humano. Es por ello que debes realizar pequeñas pausas durante el trabajo que te permitan desconectar de tus tareas, estirar el cuerpo y re-hidratarte.

Estas pausas cortas nos ayudarán a volver a nuestras tareas con mayor energía y un mayor enfoque. Esto aumentará la productividad y a su vez nos permitirá terminar nuestras tareas en un menos tiempo. ¿Hay algo más motivante que eso?

Por si esto fuera poco, estos descansos son muy beneficiosos para nuestra salud: reactivan la circulación de sangre, nos permiten estirar músculos y articulaciones y además ayudan a conservar la vista si trabajamos delante de un ordenador.

5. Propón trabajar en remoto un día a la semana

Si tu trabajo puede ser realizado desde tu casa puedes proponerle a tu jefe realizar un día a la semana desde allí. El trabajo en remoto tiene muchos beneficios entre los que se encuentran:

  • Una mejor conciliación laboral
  • Evitar los traslados hasta la oficina
  • Mejora de la productividad al no ser interrumpido por otros compañeros

Seguro que trabajar desde casa rompe con tu rutina de oficina, mejora tu productividad y tu motivación en el trabajo.

6. Busca otro trabajo

Si ninguna de las claves que hemos mencionado te ha funcionado, debes valorar cambiar de trabajo. A pesar de que el mercado laboral está difícil y competido, siempre puedes intentar encontrar algo mejor, un trabajo que te llene más y en el que te sientas más motivado.

Y a ti ¿te motiva tu trabajo? ¿qué haces para continuar motivado?

1 Comentario

  1. Junto con saludarlos ..
    Yo tengo el sigiente problema…
    Trabajo entre doce y quince horas diarias ..hasta 24horas de corrido … descuido a mi familia.nececito unos tips de ayda por fabor…

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here