Si conoces el papel de Kevin Spacey como Frank Underwood en House of Cards seguramente pensarás: “¡Cómo mola este tio!…a pesar de que es un cabr**”. Es cierto, quizás su carácter y su forma de vivir no son un buen ejemplo de convivencia y valores pero aún así se pueden extraer de este personaje algunas lecciones muy interesantes y valiosas.

Cómo grandes aficionados que somos en Modo Eficaz a las series de televisión hemos recopilado 10 de estas lecciones para compartirlas con vosotros. Por cierto, si aún no has visto la serie, no te preocupes, este artículo está libre de Spoilers.

5 Lecciones vitales de Frank Underwood

“Tus amigos pueden ser tus peores enemigos”

Si tienes la mala suerte de que un buen amigo se convierta en enemigo, este será el peor enemigo que jamás podrás encontrar. Los amigos nos conocen muy bien, comparten con nosotros los mejores y los peores momentos de nuestras vidas, saben cuales son nuestras fortalezas y también nuestras debilidades. Todo ese conocimiento lo pueden usar en nuestra contra y es por ello que los amigos enemistados pueden ser muy peligrosos.

“Si no te gusta cómo está configurada la mesa, dale la vuelta

A veces las cosas no se presentan como a nosotros nos gustaría, pero según nuestro amigo Frank Underwood: Está en nuestras manos darles la vuelta y configurar la mesa de juego como a nosotros nos gustaría encontrarla. La cuestión es no quedarse inmóvil y no conformarse con lo que cada situación nos depara.

“Nunca hay que tomar decisiones importantes mucho después de la puesta del Sol”

Frank sabe que las decisiones importantes deben tomarse con la cabeza bien despejada. Las cuestiones importantes no las podemos tomar a altas horas de la noche ya que nuestro cerebro ya no trabaja a su ritmo habitual.

“La naturaleza de las promesas es que se mantienen incluso cuando cambian las circunstancias”

Es muy importante cumplir con tus promesas ya que ello determinará la confianza que proyectes hacia otras personas. Debes mantener estas promesas ante cualquier cambio de circunstancias y no sólo con los demás sino también contigo mismo.

“Mejorar es cambiar, ser perfecto es cambiar a menudo”

Esta frase está inscrita en un reloj que Frank regala a otro personaje de la serie (no quiero decir quién para evitar spoilers). A pesar de que esta frase no es de Frank sino de otro importante político (en este caso real): Winston Churchill. Frank Underwood la considera muy importante. Sabe que nadie consigue nada si no se mueve, cambia y evoluciona a la vez que evoluciona el entorno. La habilidad de fluir, cambiar y adaptarse es la que lleva a la perfección.

¿Qué otra lección de Frank Underwood consideras importante? ¡Compártela con nosotros!

"Navarrico" de nacimiento asentado en Barcelona. Apasionado de la tecnología, el marketing, los viajes, el cine y las series de TV. Compagino mi trabajo con la escritura de artículos para blogs, y aunque parezca mentira, todavía me queda tiempo para disfrutar del resto de mis aficiones. Mi última creación blogger personal es Supercurioso.com, si sientes curiosidad te invito a que la visites.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here