¿Eres de esas personas que no pueden comenzar a trabajar sin antes tomarse una buena taza de café? ¿Necesitas el café para ponerte en marcha y ser productivo a lo largo del día? Si es así, quizás te interese conocer que existen otras alternativas que te darán los mismos “superpoderes” que te da el café, te ayudarán a ser más productivo y que además son más sanas y beneficiosas para tu organismo.

¿Quieres conocerlas? Continúa leyendo…

5 Alternativas al café más sanas

1. Té verde

te-verde

El té verde es sin duda la alternativa más conocida al café. El té verde no sólo te da ese empujón energético que necesitas sino que también tiene muchos beneficios para nuestro organismo: es una potente fuente de antioxidantes, reduce el riesgo de padecer problemas cardiacos, ayuda a prevenir el cáncer, previene la diabetes de tipo 2 y fortalece los huesos (entre otros).

El té verde tiene un poco menos de cafeína que el café pero sin embargo, ha demostrado en recientes estudios que nos ayuda a ser un poco más inteligentes ya que mejora nuestra capacidad cognitiva así como nuestra memoria.

(Hay personas para las que el té, al igual que el café no está recomendado por su contenido en cafeína, sobre todo para gente con hipertensión o problemas digestivos)

2. Ginkgo biloba

Ginkgo-biloba

El ginkgo biloba es un árbol extremadamente curioso, se le considera un fósil vivo y no está emparentado con ningún otro árbol vivo conocido. Con las hojas del ginkgo biloba se elabora una infusión muy saludable que nos ayudará a recargas las pilas en unos instantes. Usado durante siglos en la medicina china tradicional muchos estudios científicos modernos avalan sus saludables propiedades. Contiene unas sustancias químicas llamadas flavonoides que al ingerirse aumentan la circulación sanguínea, irrigando mejor nuestro cerebro y por lo tanto nos mantienen más activos y concentrados.

Además el ginkgo biloba nos ayuda a neutralizar los radicales libres implicados en el proceso de envejecimiento y previene la formación de trombos y derrames en nuestro sistema circulatorio.

3. Duerme siesta (pero duérmela bien)

dormir-la-siesta-beneficios

La siesta puede hacernos parecer a los Españoles (y otras culturas mediterráneas que la practican) perezosos y poco productivos, pero nada más lejos de la realidad…

Desde que la Nasa hiciera público un estudio en 2005 en el que se veían claramente reflejados los beneficios de una siesta diaria de aproximadamente 20 minutos, son muchas las empresas desde Japón hasta Silicon Valley que incentivan que sus trabajadores puedan tomarse estos descansos.

Las siestas cortas ayudan a reponer energía, y es que la falta de sueño es uno de los principales problemas que lastran la productividad.

4. Chocolate negro

chocolate-negro

¡Buenas noticias! El chocolate negro, como muchos ya sabréis, es una gran alternativa al café. El chocolate negro tiene una pequeña proporción de cafeína que nos ayudará a mantenernos activos y además estimula la producción de serotonina, una sustancia que nos ayuda a sentirnos bien y encontrarnos un poco más positivos.

5. Leche de avena

lehe-de-avena

La leche de avena no sólo es una gran alternativa al café sino también a la leche de origen animal. Tiene proteínas de gran valor lo que la convierten en una de las mejores fuentes de energía que existen ya que es de liberación lenta y estable.

También tiene muchas vitaminas y minerales y entre otras cosas ayuda a combatir el cansancio, eliminar la somnolencia y luchar contra el estrés.

¿Conoces alguna otra alternativa al café? ¿Cuál usas tú? Déjanos un comentario o cuéntanoslo por redes sociales.

Imagen: Susanne Nilssondan greuelwundorooSusana FernandezJohn LooLiliana Fuchs

1 Comentario

  1. La yerba mate! Es buenísima! Y el tipo de cafeína que contiene se elimina más rápido del organismo que otras. Es rica en vitaminas A, B1, B2, B3, B5, C y E.

Dejar respuesta