4 Formas de aprender a aprovechar tu momento

4 Formas de aprender a aprovechar tu momento

1630
0

Ser una persona de éxito, y cuando me refiero a éxito, me refiero a éxito de felicidad, de conseguir la paz en uno mismo y ser feliz, simple y llanamente. Caerse y levantarse es un ejercicio que todo el mundo tiene que hacer si alguna vez quiere lograr aprender a ser feliz. Y sí, aprender porque uno no valora la felicidad si no ha estado triste alguna vez. Mi madre, un aplauso a todas ellas, siempre me ha dicho que a sonreír, se aprende habiendo llorando mucho, que no se hace el valor sin desazón.

Así que hoy, te pregunto: ¿a qué esperas? Quizá no te has llegado a dar cuenta de que la vida se te está yendo por segundos, minutos, momentos. Que el marcador hace mucho tiempo, de hecho, desde el momento en el que naciste, que está en cuenta atrás y el día menos pensado, algo te dirá que pares, porque se ha acabado el tiempo de juego. Y entonces te arrepentirás por no haber disfrutado antes de la vida.

Hoy pensarás que esto no va contigo y que a ti no pueden pasarte estas cosas, pero, en el momento menos pensado, pasará. La vida es como un partido de fútbol, con el minutero y todo. Y tienes que saber que si no juegas, jugarán por ti y los demás, decidirán el resultado del partido. No hay victorias, como tampoco hay derrotas. Lo que sí hay es un camino por recorrer y que tienes que ir aprendiendo de él. Por eso mismo, hoy prefiero dejarme de cuentos y darnos algunos consejos sobre, qué debemos evitar hacer, si realmente, queremos alcanzar la felicidad.

1. No vivir en el pasado

Se trata de inteligencia emocional. ¿Sabemos que las emociones son el factor más influyente en toda acción que realizamos? Dependiendo del humor que nos encontremos, lograremos o no, alcanzar una meta, y eso lo sabéis.

Pues lo mismo pasa si nuestra debilidad es recordar mucho el pasado – ser nostálgico, vaya -. Probablemente mucha gente que tiende a hacer esto, se vea como un bicho raro, pero deja de pensarlo, porque no eres el único. Todo el mundo recuerda, solo que hay grados de aceptación y procesos que no todo el mundo pasa con la misma facilidad. Bradberry, un teórico sobre las relaciones personales, sostiene que “cuando se vive en el pasado, es imposible avanzar”. Y así es, cuando queremos lograr ser felices o estar en paz con nosotros mismos, es justo cuando nos sentimos fuertes y elevamos la cabeza después de una mala racha y dejándonos claro, que el pasado, ya ha pasado y no volverá a suceder.

Untitled3

2. No tengas miedo 

¿Cuántas veces no te habrás aventurado a vivir una nueva etapa, solo por miedo? Y de qué te valió no hacerlo? Arrepentirte y vivir con el “y si…”. ¿A qué esperas? Es que veras, vuelvo a repetirte que cada minuto que dejes sin hacer frente a tus miedos, el contador, te va restando y no te tiempo, sino de resultado. Porque no lo consigas no quiere decir que fue un fracaso, sino otro aprendizaje más. Empieza a meterte en la cabeza, que aquí, no hay prórrogas, ni penaltis.

Deja de pensar que eres el único que sigue teniendo miedos, porque no es así. Aquí todo el mundo los tiene. Y no correr el riesgo de no enfrentarte a ellos, es meterte goles en propia puerta. Nadie te va a sacar de esos miedos que tienes. Y cuando digo nadie, digo que ni tu familia. Así que, aprende a despeinarte por trabajar aquellos miedos. Untitled1

3. Deja de esperar

Sinceramente me hace gracia la gente que espera. ¿Esperar a qué? te digo, esperar, ¿para qué? y ¿hasta cuándo? ¿y hasta quién?. ¿Hasta que te veas el alma cansada? Deja de preguntarte. Esperar te hará estar más cansado y dejaras de verle el qué a la vida; y aquello que quieres, a quien quieres, no estará si esperas demasiado, porque las personas estamos en constante cambio y las situaciones también, y se mueven de sitio y se van.

Deja de pensar que un tiempo futuro será mejor. Porque ni siquiera sabes si vas a ver el sol mañana salir. Crees que lo ves, porque hasta ahora has tenido la gran suerte de poder ir viéndolo. Deja de pensar en lo pasado, en lo futuro, y empieza a mentalizarte en el ahora, porque lo demás, lo demás ni siquiera sabes si va a pasar y ya sabes que pasó. No es necesario valorar cada minuto, pero sí es importante que dejes de esperar y empieces a activarte.

Vaya desperdicios de días que has estado malgastando mientras esperabas. Se los podrías haber dado a otra persona que realmente, si los necesitase. Como una persona que no le quedan tantos días como a ti. Vivimos en la nueva era, en el que el ritmo de la vida es mucho más acelerado, si cabe. Que las cosas ya no existen con planificación, estabilización y planes de ahorro de futuro. Que la vida, ocurre en cada momento y cada experiencia es menos tiempo pero más sabiduría. Lo random y lo que verdaderamente te hace feliz, es lo que gusta, atrae y te hace sentir más vivo.

Untitled2

4. Selecciona a tu gente

Con los años, al igual que aprendes a vencer, miedos, dejar de esperar o no vivir en el pasado, aprendes a elegir a tu gente. Esa gente que te hace sacar, cosas que no se pueden escribir en una entrada. Que hacen que estirarte en un balcón mirando al cielo y hablar sobre cualquier cosa, te llene. Gente que siempre dice lo que piensa y cree también en la espontaneidad de las cosas. Gente que no piensa demasiado qué quiere decirte para hacerse quedar bien. Gente que te aprecia, que te dice cuánto vales y que está. Esa gente, por suerte o por desgracia, a penas se cuentan con una mano. Pero, quizá si no fuere tan poco, no la valoraríamos tanto.

La gente que no saca lo mejor de ti, déjala un lado. Dales la razón como a los tontos, porque les encanta sentirse poderosos. Esta gente no merece ni medio rato tuyo. Esta gente que todo lo planea, necesita a gente como tú, para poder llegar a algo en la vida. En realidad, lo que hacen, el poco suelte de melena, es porque tienen miedo, pero no lo saben. Si te quieren así, como tú eres, te querrán y no poco. Y si tienes que ir adaptándote a los demás, no te querrán por lo que tu eres, sino por lo que quieren que seas.

Untitled4

Por eso hoy te digo, que a ¿qué esperas? Que no leas esto como si fueran, las típicas frases hechas que nos venden en una libreta, en un boli o en una taza. Sino que esto te provoque fuerza, confianza en ti y garra. Y que entiendas que el mejor momento para hacer, es ahora, ya. Así que deja de leerme.

Fotografías: Luzia EscaleraOrlando Contreras LópezElMartoHernán PiñeraGwenael Piaser

Dejar respuesta