Qué nos gusta reciclar y cuánto nos cuesta hacerlo, eh? Últimamente el espíritu “reciclador” está más vivo que nunca socialmente. Al parecer somos más conscientes de nuestra responsabilidad con el medio ambiente y eso, es algo que a Modo Eficaz, le despierta especial ilusión. Es por eso que, para que la “fiesta” no decaiga, queremos ponértelo más fácil para que, si eres de los que lleva “dos días reciclando” no desista a la primera de cambio y se adapte definitivamente a ello.

A veces es un poco incordio, pero tenemos que saber que nos estamos haciendo un favor a nosotros también al tener en cuenta que todo aquello que reciclamos, son recursos que no deberán de sacarse ni obtenerse directamente de nuestro planeta de manera que, podremos extender su vida muchos más años y permitir que nuestros hijos, nietos, etc, tengan un mejor mundo cuando nosotros no estemos.

1. Antes que nada reduce y reutiliza

Antes de reciclar, que es el último paso para dar cuando determinas que algo ya no te puede servir de más utilidad, piensa en si puedes reutilizarlo en cualquier otra cosa. Por ejemplo, imagínate que acabas el bote de tomate frito que es de cristal y necesitas tuppers para almacenar cualquier cosa, este recipiente podría servirte para cualquier cosa que hicieses en la cocina como: mermelada, alguna salsa que hayas hecho como la mayonesa o allioli, etc.

1

2. Compra cosas recicladas

Hoy en día, aunque no en todos los sitios, normalmente en tiendas especializadas, muchos de los productos de primera necesidad del supermercado, su envoltorio está fabricado de materiales reciclados. A medida que promuevas tu compra en el circuito de este tipo de productos, el coste de las materias primas se reducirá y por lo tanto, el coste de los productos también, así que si todo el mundo practicase este punto, ¡tendría un carro de compra mucho más barato de lo normal!

2

3. Infórmate con las autoridades

El hecho de saber que hay productos que su reciclaje es mucho más importante que otros, también nos ayudará a saber qué tipo de productos que queremos reciclar son más prioritarios en nuestra práctica. Es evidente que no es lo mismo el papel que el cristal, dado que el cristal se puede reciclar el 100% al igual que el plástico mientras que el papel no es tan reciclable.

2

4. Composta

Cuando dividimos “los papeles” de la basura, tenemos dos opciones: la orgánica y la inorgánica. Hay que decir que no mucha gente opta por la primera opción, muy poca gente separa la basura orgánica de la otra. Normalmente no logran separarla por falta de conocimiento o de infraestructura y acaban juntándolo con la otra. En estos casos, lo que se recomienda es que, sino tienes un huerto en casa en el que podrías amortizar esa basura orgánica para hacer crecer hortalizas caseras, utilices eso para alimentar tus plantas junto a la tierra y verás que funciona incluso mejor que el agua.

 5

Fotografías: Criativa Papel ArteJuan Fernando Cepeda Gorrónorphan girlCPGXK.

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here